Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas













Pasa el cursor sobre las imágenes
Le Muse
Web Master
MP
Julietta
ADMINISTRADORA
MP FICHA
Izaya
DISEÑADOR
MP FICHA
Alvaro
MODERADOR
MP FICHA


Contacto
Ante cualquier consulta, problema o duda preguntar al staff por MP o en la zona que corresponde.
Lyssandro
MODERADOR
MP FICHA
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Meiko Izanagi

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 52 el Sáb Ago 06, 2016 8:38 pm.





Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

La edición del código HTML y CSS, junto con la edición de imágenes, corresponde al trabajo de Izaya Orihara. Se utilizaron recursos libres dispuestos en DevianArt e imágenes encontradas en Zerochan. Todo lo expuesto en Idarion Terra es sin fines de lucro, por lo que si alguien encuentra una obra que le pertenece y desea la remoción, se pide avisar a administración.
Toda la trama, eventos, reglamentación y el cumplimiento de normas queda a cargo de Julieta Tescotti. Se prohíbe el plagio en cualquier contenido dispuesto en el foro.

Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Andrew Luhrmann el Dom Feb 01, 2015 5:51 pm

El cielo había dejado de dejar escapar del amplio manto nublado los grandes copos de nieve que se habían ido posando poco a poco por el amplio bosque, dándole un aspecto de lugar inmaculado y puro, con la nieve completamente impoluta y sin marcar. Y eso era lo que los organizadores, director y los miembros de la banda estaban buscando para poder comenzar a grabar. Todo, en un instante en el que el cielo dio esa tregua, la tierra se agitó en un frenético movimiento de colocación de cámaras, coordinación de los organizadores y demás cosas necesarias para comenzar a trabajar en el videoclip que estaba dirigido a acabarse lo antes posible. ¡Había que aprovechar la oportunidad antes que el tiempo les obligara a detenerse!

Y allí estaba Andy, soportando estoicamente, o algo así, las quejas de las estilistas mientras le iban entregando la ropa que tendría que ponerse y comenzaban a buscar todos esos mejunjes que le iban a poner en la cara con la excusa de que se tenía que ver bien. ¿Acaso le estaban llamando feo al insinuarle que necesitaba maquillaje para verse bien? Él no necesitaba de esas cosas que le molestaban en la cara y que, para qué engañarse, le hacían sentirse como si de una pared pintada se tratase su rostro. ¡Venga ya! Su paciencia tenía un límite… quizás no de demasiado rango, pero aún así…- ¡Ahg! ¡Ya, valió! ¡Si tanto problema es que no me vea como un muñeco de cera, grabad al resto! –y tras aquello, sencillamente, y sin preocupación alguna, salió pintando de la tienda que estaba preparada para poder preparar lo más cómodamente a los miembros de la banda para cuando salieran. Pero antes de darse cuenta, dos de aquellas chicas ya le estaban persiguiendo en medio de gritos y maldiciones. - ¡Ah! ¡Maldito tu gato, no te fastidia! –le espeto de vuelta al escuchar un insulto dirigido a su persona, aunque al hacerlo distrajo su atención y casi se lleva por delante una de las costosas cámaras de grabación que había por allí. Menos mal que era ágil… si no sin duda habría tenido que pagar una alta cantidad de dinero por ello.

Tras un par de vueltas por la zona en cuestión, metiéndose por zonas complicadas de esquivar para retener a aquellas estilistas que le estaban tocando las narices y hasta unos momentos antes de manera literal con esa esponja de maquillaje, acabó por tenerse en uno de los árboles cercanos, recostando su espalda en la rugosa corteza mientras de su boca salía una bocanada de vaho generado por el intenso frío que hacia allí. Al fin y al cabo estaban en Canadá, y calor, precisamente, no iba a hacer en un día nevado como aquel. De todas maneras…sólo tendría unos momentos antes de que le encontraran y volvieran a llevarlo como si de un crío regañado por no hacer los deberes se tratase, de vuelta al lugar para poder comenzar a rodar lo antes posible. Ah… aquello era molesto. Problemático. Irritante. Y los adjetivos seguían acudiendo a su mente mientras alzaba su mirada de ese profundo púrpura hacia el grisáceo cielo, llevando a su vez su mano derecha a su cobrizo y suelto cabello para retirarlo de su rostro en un mero gesto desinteresado. Que pocas ganas tenía de rodar aquello… hubiera preferido quedarse en casa tocando tranquilamente su guitarra…

Aun así, y como había supuesto, le encontraron pronto, y tras varias palabras dirigidas en una mera discusión, el malhumorado y ligeramente infantil carácter del australiano causó que acabara por arrodillarse para tomar nieve entre sus manos y comenzar a lanzarles bolas de nieve a las jóvenes.- ¡Huid! O haré que os convirtáis en muñecos de nieve~ -las advirtió mientras sus labios esbozaban una traviesa sonrisa y su mirada brillaba con diversión. Bueno… eso podría tener su punto bueno visto desde otro ángulo.
avatar
Andrew Luhrmann


Mensajes : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Larrence O'Brian el Mar Mar 03, 2015 11:10 am

Una pequeña nube de vaho escapó de sus labios y, ¿para qué mentir? lo había hecho a propósito. Levantó su verdosa mirada al albino cielo, cubierto de blancas e inmaculadas nubes, tan pegadas entre ellas que era prácticamente imposible distinguir donde comenzaba una y donde acababa la otra, pero, no solo el cielo parecía un hoja en blanco, si solo bajara la mirada al suelo, a parte de la oscura corteza de los árboles, vería nieve esparcida por todos lados ¡Absolutamente todo! Las oscuras ropas que llevaban, seguramente harían contraste con aquél suelo, sin duda alguna, aquél era, sin duda alguna, un lugar perfecto para grabar un vídeoclip. Como muchas otras ocasiones estar entre aquellas personas, saber que las luces estarían fijas en ellos, dejar que la música interrumpiera aquél silencio sepulcral sería suficiente para, al menos durante escasas horas, hacerlo sentir mejor. Fue una conocida voz la que lo hizo volver a la realidad, cerró sus ojos y bajó la mirada, dando media vuelta, dejando en la blanca nieve sus pisadas. Cuando volvió a abrir los ojos, una mujer con una libreta en mano estaba haciéndole señal con la mano para que se acercara. ¿Qué querían ahora de él? ¿No había ya soportado los maquillajes que lo habían vuelto aun más pálido de lo que normalmente estaba? Aun así se acercó, con un suspiro un tanto aburrido.

Fue suficiente acercarse a ella para que le entregara una hoja, como si esperaran que sería incapaz de recordar una canción, a parte de ello, comenzó una vez más a explicar como sería todo, lo que tendría que hacer, cuando y por qué... ¡Un montón de estupideces que ya conocía! Exagerados todos. Cuando Larrence mismo cambió de tema y preguntó acerca de los demás, la mujer parpadeó y dibujando una amable sonrisa comenzó a explicarle, donde estaba Tasha y, finalmente, con un gesto de la mano señaló hacia Andy, atrapado entre las garras de las muchachas encargadas de maquillar... ¡Ah! Había olvidado lo complicado que podía ser el guitarrista, pero, mientras estaban observando en dirección al grupo, también lograron ver como Andy salía corriendo, perseguido por las muchachas como si fuera un animalillo perseguido por un depredador. Parpadeó al ver como incluso la mujer que estaba a su lado se alejó y dio unos pasos en dirección a los demás, gritando algo como: "¡¡Andrew!! ¡No te alejes demasiado! ¡En una hora empezaremos!" ¿Realmente pensaba que la escucharía? ¡Se estaba engañando! ¡Y mucho!— Entonces tampoco me necesitan... —Fue un vago susurro, con un ademán le tiró la hoja a la mujer y comenzó a caminar, hacia el bosque.

¡Pobres productores! ¡Aquél grupo era tan malditamente extravagante! Aun así ¿Acaso a Larrence le preocupaba que podían ir pensando los demás? Estaba seguro que todos en mayor o menor medida habían escuchado lo que él antaño, cuando era vocalista de Endorphines había significado para su productora: Un auténtico dolor de cabeza. Aun así siguió avanzando, seguro que nadie lo seguiría, o al menos, eso pensaba. Cuando desvió la mirada hacia atrás y no vio a nadie perseguirlo, sonrió para si y continuó andando. Quedarse parado solo sería más aburrido, el tiempo dejaría de pasar de seguro y eso, era algo que él no deseaba, bajo ningún concepto. Entreabrió sus labios y, en silencio comenzó a tararear una de aquellas antiguas canciones que solía cantar, una de aquellas que Lysandro había dado vida, que él había cantado durante tantas veces ante sus fans. Calló de golpe y desvió su mirada a un lado, observando como entre los oscuros árboles unas siluetas parecían adelantarse... ¿Sería el guitarrista? Desvió su dirección, se encaminó hacia las mujeres y miró al frente, sí, efectivamente, tenía razón, pero ¿A qué venía toda aquella escena?.

Oye, Andy, en cuanto a la can... —¡Bang! Sintió algo frío contra el rostro y, su mirada se tornó blanca. Permaneció inmóvil, intentando entender qué rayos había pasado entonces. Levantó su izquierda, cubierta por las largas mangas de su oscura chaqueta, retiró la nieve de su rostro con un repentino gesto y miró hacia el frente con cierto enfado ¡Había sido él!— ¡An-dy!~ —¡¿Cómo se atrevía?! ¡Él que iba a preguntarle algo serio! Dibujó una sarcástica sonrisa en sus labios y, cerrando sus ojos se agachó, tomando nieve entre sus manos y, mientras se levantaba le dio forma de esfera, totalmente redonda.— ¡Si tengo que volver al maquillaje será culpa tuya! —Y sin perdón le tiró la albina bola de nieve. El oscuro de sus ojos estaba por escurrirse, ese era un problema y más aun para las muchachas que lo observaban con la mano en la boca: ¡Que horror! Habrían tenido que pensar. Se agachó y volvió a repetir lo mismo, después, se acercó a él con la bola, para tener mejor puntería esta vez.— Vamos, si solo yo tendré que ir no será divertido. —Era una amenaza, estaba claro aun con aquella "radiante" sonrisa en sus labios. ¿Una hora? ¡Imposible!.
avatar
Larrence O'Brian


Mensajes : 44

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Natasha Leisser el Lun Jun 01, 2015 6:33 am

-¡Bien! No tendré que preocuparme por ese problema dentro de un muy buen rato... -susurré para mí mientras veía en la pantalla del celular el aviso de que mi mensaje había sido enviado con éxito. Y es que avisarle a Gerhard sobre que había llegado bien a Canadá, que estábamos ya en el lugar donde se llevaría a cabo la grabación y que dentro de unos momentos nos pondríamos a ello era una de mis tareas primordiales... Sí, como no, y mañana me metía al convento. Arrojé el aparato descuidadamente al interior de mi bolso y me crucé de piernas, con un toque casi arrogante en mi postura. Y es que sabía que ni siquiera leería mi mensaje, y si lo hacía por equivocación, le importaría tanto como la cantidad de arroz que produce China, pero al menos yo había cumplido con anunciarle de mi bienestar.
Una de mis maquillistas se acercó a mí para realizar los últimos retoques a mi rostro y cerré los ojos mientras aplicaba oscuras sombras a mis párpados. Mi piel era nívea por naturaleza y por enfermedad, sin embargo en el videoclip representaría a una tipa muerta, así que me habían empolvado tanto que incluso me provocaba ligero escozor en la nariz cada que respiraba. Y eso, a la larga, me iba a terminar exasperando... en esos momentos, todo bajo control. Una vez que finalizó con el retoque, me incorporé para acercarme al espejo de cuerpo completo que siempre transportaban de una locación a otra, sin importar en qué clase de lugar inhóspito tuvieramos que grabar. Observé mi reflejo con leve curiosidad, enarcando una ceja ante el resultado. Al contrario de lo que tenía entendido llevarían mis compañeros, yo portaba un vestido bastante peculiar: tan blanco y pulcro como la nieve que adornaba todo el exterior, se había diseñado especialmente para que fuera confundida con esta. Amplia falda que terminaba a mitad de mis muslos, ante el más ligero movimiento o brisa esta ondeaba a mi alrededor como si de plumas se tratasen mientras que  la parte alta se ceñía a mi cintura y torso como si de una segunda piel se tratase. Las mangas se rompían abruptamente un poco antes del hombro, por lo que estos estaban totalmente al descubierto en tanto sólo la parte de las axilas unía manga con el resto del vestido. La tela era de un material tan diáfano que transparentaba más de una de las escasas curvas de mi cuerpo. Suspiré, entre abatida y preocupada. Si no fuera porque sabía que Gerhard ni por contratación se involucraba en algo que tuviese que ver con mi música, seguro se indignaría por mi actual apariencia si pudiera verme. Pero no podía hacerlo, ¿cierto?
-¿Qué es todo ese escándalo de allá afuera? -pregunté con interés una vez que contemplé mi apariencia en cuestión de segundos. Una de las estilistas se asomó fuera del campamento para después volver a entrar inmediatamente, informándome que Andy se había vuelto a liar con la preparación de su atuendo y que al parecer todo se había encaminado a un campal encuentro de bolas de nieve. Enarqué las cejas con incredulidad mientras mi cerebro procesaba la información y después suspiré con total cansancio. Sí, eso sonaba muy bien a algo que harían mis compañeros de banda. Pues bien, al menos yo no me quedaría cruzada de brazos mientras los otros se encargaban de atrasar el ajustado intinerario, no señor... Porque claro, ellos no estaban llevando ropa que les provocaría neumonía a la menor oportunidad, por supuesto... ¡Desconciderados!
Me encaminé hacia un rincón de mi improvisado camerino y revolví entre mis cosas, dejando todo un caos tras de mí, hasta dar con una arma del gotcha, sólo que en lugar de comprimidos de pintura como munciones, eran de aire... Oh, sí, el staff no podrá estar preocupado porque les arruine los atuendos... Quienes iban a estar preocupados serían mis compañeros de banda por los sendos cardenales que les iba a dejar. Y mi puntería, hasta ahora, podría tacharse de buena casi tirando a excelente... Sí, definitivamente no debían hacer esperar ni mucho menos enojar a una mujer que literalmente se está congelando, por más acostumbrada al frío que esté.
Sin decir palabra alguna salí de allí, lista para la cacería de rockeros mientras tras de mí las estilistas gritaban, rogando que me detuviera o que al menos me pusiera algo en los pies porque... claro, iba descalza. Ignoré las voces detrás de mí y seguí mi andar hasta internarme en el bosque, allí donde provenía el mayor jaleo. Rodeé los árboles por detrás hasta posicionarme justo donde Andy estaba, desprotegiendo sus espaldas y sin sopesar siquiera mis planes. Afinqué una de mis rodillas sobre la hiriente nieve y cargué mi arma para después colocarla en el modo adecuado, fijando en la mirilla mi diana: la espalda del guitarrista. Sin más, disparé, acertando en mi objetivo. Sonreí con total malicia y sin moverme de mi lugar, ahora apuntando a Larrence.
-¡Deberían de saber, chicos, que comportarse como críos en plena helada es igual de sensato que dejar las espaldas al descubierto!
avatar
Natasha Leisser


Mensajes : 54

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Andrew Luhrmann el Sáb Sep 26, 2015 11:30 am

Todo, de golpe, quedó en silencio debido a aquella rebelde bola de nieve que impactó en el rostro del vocalista. ¡¿Pero cuándo había aparecido?! Eso no era justo, él sólo se estaba defendiendo de las barbaras maquilladoras que intentaban devolverle a los malditos lugares de estilismo. No era su culpa que aquel chico de verdoso cabello hubiera decidido ponerse donde estaban ellas y recibir un bolazo de nieve en la cara. Pero instantes después ese silencio se rompió por las exclamaciones de sorpresa y terror de las maquilladoras al ver el destrozo que se había producido en la cara del peculiar cantante por el maquillaje que se estaba yendo. Y en Andrew...bueno... se podía decir que en su mente cruzaba un extraño temor junto a una diversión ya que... la escena era cómica, viese por donde se viese. Y su rostro, debido a la cierta inquietud, dejó que saliera de sus labios una risa floja que acabó por volverse carcajadas mientras intentaba esquivar esa bola de nieve que por venganza le estaba lanzando aquel chico.- ¡¡Quieto, quieto!! No es mi culpa, es tuya por ponerte en el camino de la bola -se excusó como lo haría un crio, para qué engañarse. Y claro, el verle acercarse era motivo para tener que apartarse, aunque lo hizo con las manos alzadas en señal de inocencia. ¡La distancia de seguridad era crucial!

Pero lo que no esperó fue recibir un golpe por la espalda. Parpadeó, desconcertado, antes que aquel golpe causara un quejido.- ¡Ey! -se volteó con una mueca hacia quien fuera el culpable de ese disparo de airsoft, pero cual fue su sorpresa al ver allí a la cantante, o bueno, ver su pelo, porque ella entera iba de un blanco tan impoluto como la nieve.- Espera, ¿por qué solo me disparaste a mi? ¡Disparale a él! -se quejó mientras se acercaba un poco a ella, mas no tardó en ver algo que llamó su atención y no a bien.- ¿Qué haces descalza, insensata? Después te quejas de nosotros -exclamó mientras señalaba los pies de la joven que comenzaban a tornarse rojizos por culpa del frío que estaban directamente recibiendo. Y por eso, sin temor alguno a recibir otro disparo, se acercó a ella y le ofreció su espalda para que se subiese.- Venga, que te llevo -le ofreció con una media sonrisa, peor no tardó en mirar al chico con un mohín- Tu deberías de quedarte aquí, mala hierba nunca muere -y aunque estaba claro que bromeaba... bueno, así era Andy.
avatar
Andrew Luhrmann


Mensajes : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Larrence O'Brian el Dom Nov 29, 2015 3:21 pm

¡Pero bueno! ¿Qué estaba haciendo ese guitarrista? Esquivó sus bolas de nieves y además le acusó por ponerse en el camino de la bola de nieve.— Claro, es que quería jugar con la nieve —Pronunció con un tono mordaz antes de volver a agacharse para tomar un poco de nieve y darle forma de esfera para tirarla hacia el otro, sí, venganza, Larrence, quizás aunque no lo aparentara, era bastante vengativo. Pero, mientras el guitarrista estaba siendo atacado por la vocalista, una de las maquilladoras se acercó a él, quizás considerando que era más fácil acercarse a él que a Andrew, porque, ambos estaban hechos ya un desastre y ellas eran las que después tendrían que hacer algo para ordenar aquél desastre que ese extravagante grupo había causado. Quejándose por lo que acababa de ver en el rostro del vocalista no tardó en entregarle un disco para desmaquillarse, o al menos, para que pareciera una persona y no un demonio que lloraba oscuridad. Tras tomarlo y pasarlo por sus ojos desvió su atención hacia una rojiza cabellera que resultó ser su compañera de grupo y que, en aquél momento... ¿Lo estaba apuntando a él con una pistola de airsoft? Parpadeó pero acabó levantando sus manos con aquél pequeño disco oscurecido en signo de paz.— Andy empezó —Se excusó, sin darse cuenta que realmente estaba sonando como un crío también, pero, el caso era no recibir él la culpa.— Y nadie se esperaría que atacaras... De verdad... No pensaba que la vocalista tuviera tan personalidad bélica —Cerró sus ojos, encogiéndose de brazos con despreocupación.

Acabó avanzando hacia el par, sin preocuparse demasiado de si aquella muchacha pelirroja atreviera o no a dispararle, pero, Andy estaba delante de ella, así que, no sería trabajo tan fácil darle a él. Dejando detrás una serie de pisadas en la blanca nieve se paró a un lado del guitarrista y fijó su atención en la blanca figura que era Natasha y su desordenado cabello rojizo que brillaba como fuego. Suspiró.— Críos e insensatos ¿eh? ¿y tú que eres, señorita voz? —Se inclinó hacia ella dibujando una sonrisa en sus labios. No tardó en quitarse la oscura chaqueta que llevaba y dejarla caer sobre la cabeza de ella... De verdad... Había a llegado a pensar en ella como una traviesa hermana menor que no hacía más que meterse en problemas. Aunque todos los integrantes del grupo en general lo hacían... ¿Acaso los productores habían ido a buscar a los más problemáticos y los había juntado en un mismo lugar para ver lo que podría suceder?— ¿Ah? ¿Quieres que me funda con la nieve? No quiero, mejor quédate tú aquí —Miró hacia el pelinaranja antes de desviar su atención hacia las desesperadas maquilladoras que parecían a punto de padecer un ataque de histeria y por atrás, una de ellas gritó un "se resfriarán"Estás atrapado, Andy —Miró de reojo al susodicho, llevando sus manos a sus propios bolsillos. Si en un principio no había notado el frío por estar moviéndose, en aquél momento comenzaba a hacerse sentir. Su verdosa mirada se levantó sucesivamente al cielo, observando aquél blanco firmamento que se expandía y mezclaba con la misma nieve del cielo. Sí... Debía ser un buen lugar para filmar, lástima que la pulcra nieve no congeniara con su oscura alma.
avatar
Larrence O'Brian


Mensajes : 44

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Natasha Leisser el Sáb Dic 19, 2015 9:13 pm

A punto estuve de replicarle al de cobriza cabellera que con mucho gusto usaría al otro vocalista de diana, si no fuera porque él, Andrew Luhrman, ¡me estaba tapando todo el campo de visión! Le observé con reproche e inflé ligeramente una de mis mejillas cual niña berrinchuda al escucharle decirme insensata... ¡¿Qué le pasaba por la mente?! ¡Yo no había decidido hacer de un terreno nevado en un campo de batalla! Aquello era bastante cinismo por parte de ellos, porque sí, también estaba incluyendo al ojiverde en el asunto. Suspiré con resignación ante su ofrecimiento de llevarme a cuestas, y por un momento sólo contemplé la espalda ajena como si de mi peor enemigo se tratara. ¡No era ninguna niña debilucha!
-Por si no lo sabían, yo no soy como ustedes, simple par de mortales -alcé la barbilla con total orgullo, a pesar de haberme incorporado para acercame a la esbelta espalda del guitarrita y así hacer caso de su sugerencia de llevarme a cuesta. No iba a admitirlo, pero mis pies ya habían perdido la facultad de sentir absolutamente nada, de tan congelados que se encontraban por culpa del contacto directo con la nieve- yo nací en una noche de tormenta de nieve, esta y yo somos como un sólo ser -lo cual era una vil mentira, porque el día en que nací no nevaba y en el momento en que lo hice era de mañana, no de noche. Pero eso ellos no lo sabrían, además de que, en cierta manera, no mentía del todo pues realmente estaba acostumbrada a los climas gélidos al provenir de una ciudad donde las estaciones cálidas eran de poca duración. Me subí a la espalda de Andy e inmediatamente rodeé su cuello con ambos brazos para así tener un mayor soporte, me restragué contra su cabellera, cual pequeño minimo agradecido. Aunque eso no duró demasiado, pues tuve que alzar un poco mi propio cuello para así ser capaz de dirigirle una mortal mirada de reproche a mi compañero de puesto- ¡¿Tú también?! -inquirí, ya molesta por la escasa delicadeza con la que ambos hombres se dirigían hacia mí- ¡Soy mucho más madura que ustedes!
Claro, y para reafirmar tal hecho no tuve de otra más que dispararle directo a la frente, teniendo buen tino al ser escasa la distancia que nos separaba. ¿Que le quedaría una rojiza marca por culpa de la munición? Por supuesto, pero para eso estaba el maquillaje, ¿no? Que las maquillistas se encargaran de cubrir ese nuevo 'imperfecto' en la nívea piel de Larrence. Bastante civilizado de mi parte, como siempre.
Una expresión de incredulidad asomó a mi rostro ante el griterío que provenía un poco más allá, justo en el lugar en donde se encontraban establecidos los camerinos, y que anunciaban que los causantes de tal algarabía estaban aproximándose. ¡No podía ser! ¡Llegaban los refuerzos! Miré la cabeza de Andy con preocupación y, jugando al jinete y su caballo, le di un par de golpecitos suaves con mis rodillas a sus costados.
-¡Venga, Andy! Arre, arre... ¡Nos tienen rodeados! -grité, conmocionada, aunque en el fondo hacía un esfuerzo sobrehumano para no echarme a reír allí mismo. Fruncí el ceño melodramáticamente y señalé hacia la distancia, justo donde se encontraban las pobres maquillistas horrorizadas y desesperadas por hacernos entrar en razón. ¡Tarea imposible!- Vamos, Larrence, ¡ataca! ¡Acaba con el enemigo!
avatar
Natasha Leisser


Mensajes : 54

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Andrew Luhrmann el Sáb Abr 02, 2016 5:48 pm

Para qué engañarse, aquella manifestación de absurda soberbia por parte de aquella que era su amiga y compañera al referirse a ellos como 'simples mortales' le hizo gracia, mas fue solo reflejada en su purpúreo mirar. Pero como si eso no fuera suficiente, sintió unos brazos rodear su cuello al igual que el peso de la joven que, para qué negarlo, era poco. Otro día la atiborraría a helado de chocolate blanco, si. Y al sentir como se restregaba contra su cobriza cabellera le hizo reír, mezcla de la gracia que se comportara como un gatito falto de mimos como por las cosquillas que aquello le estaba causando. Pero si eso solo había causado una suave y agradable risa, pasó a ser carcajadas al ver como le había disparado a aquel peliverde y comenzaba a tornarse rojiza la zona disparada con aquella arma de airsoft.- ¡Ahora vas a necesitar el doble de maquillaje que antes! -bromeó aun entre risas mientras sostenía con firmeza a aquella revoltosa pelirroja sobre su espalda.

Pero al escuchar aquel jaleo que ya comenzaba a llegar, y hasta se podría jurar que habían tardado mucho en acudir a impartir orden, parpadeo con desconcierto. Pero si eso había logrado sorprenderle, ya ni que contar al sentir esos golpecitos en sus costados por parte de la vocalista que aun llevaba a cargas. Y sin dudar ni un instante, salió pitando de allí, ventajas que tenía que fuera realmente ágil y bastante activo a la hora de moverse- ¡Cúbrenos las espaldas, camarada nuestro! -dramatizó de alguna forma mientras se dirigía a aquel peliverde que, de alguna forma, estaba dejando en el 'campo de batalla'.

Pero acabó siendo detenido por uno de los cámaras que había allí dispuesto a poner uno de los focos para regular la luz que se utilizaría para el videoclip y....en ese momento simplemente fue asaltado por el resto de maquilladoras que le pedían por favor que volviera al camerino aunque fuera para dejar a la vocalista. Claro...sería un verdadero problema que cogiera un resfriado, eso era cierto.- Señora, ¿Qué debería hacer? -y mirando por encima de su hombro para intentar mirar a la joven, fingió una seriedad que fue mal fingida, para qué engañarse, ya que le estaba dando la risa y a duras penas la contenía en su voz.- ¡Nos traicionó el pelo hierba!
avatar
Andrew Luhrmann


Mensajes : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo el cielo inmaculado [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.