Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas













Pasa el cursor sobre las imágenes
Le Muse
Web Master
MP
Julietta
ADMINISTRADORA
MP FICHA
Izaya
DISEÑADOR
MP FICHA
Alvaro
MODERADOR
MP FICHA


Contacto
Ante cualquier consulta, problema o duda preguntar al staff por MP o en la zona que corresponde.
Lyssandro
MODERADOR
MP FICHA
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 52 el Sáb Ago 06, 2016 8:38 pm.





Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

La edición del código HTML y CSS, junto con la edición de imágenes, corresponde al trabajo de Izaya Orihara. Se utilizaron recursos libres dispuestos en DevianArt e imágenes encontradas en Zerochan. Todo lo expuesto en Idarion Terra es sin fines de lucro, por lo que si alguien encuentra una obra que le pertenece y desea la remoción, se pide avisar a administración.
Toda la trama, eventos, reglamentación y el cumplimiento de normas queda a cargo de Julieta Tescotti. Se prohíbe el plagio en cualquier contenido dispuesto en el foro.

If not now, when? | Flashback [Priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

If not now, when? | Flashback [Priv]

Mensaje por Dante Zuegg el Dom Jul 02, 2017 4:34 am

Grecia - Residencia Chrysomallis


Siempre le había resultado complicado pasar la noche en camas desconocidas, el cansancio no solía ser suficiente para hacerlo dormir profundamente y, sin embargo, esa mañana al abrir los ojos se descubrió sumamente relajado y recuperado de la pesadez de los últimos días. Tanta era su comodidad que se tomó la libertad de dar media vuelta y disfrutar de unos minutos más de sueño, o así fue hasta que recordó que Odette saldría ese día temprano de la casa de sus padres para atender unos asuntos y por lógica él debía levantarse igualmente temprano para alcanzar como mínimo a desayunar con ella y despedirla. Pero al confirmar la hora se dio cuenta que ya era demasiado tarde para eso.

Ni siquiera a los suegros alcanzaría a ver pues según tenía entendido los padres de su prometida también tenían ocupaciones que atender en otro sitio. ¿Eso le restaría puntos con la pareja? A decir verdad, no le importaba demasiado, además no podían quejarse luego de que la tarde anterior pasara con ellos casi todas las horas.

Así, resignado a averiguar más tarde las consecuencias de sus reconfortantes horas de sueño se resignó a tomar el desayuno que ya le habían dejado servido en la habitación. La comida griega estaba lejos de tener sabores a los que su paladar estuviese acostumbrado, pero sin quejas terminó y se alistó para dar una ronda por la casa de su futura familia. ¿Qué más podía hacer mientras esperaba a que los Chrysomallis regresaran?

Aventurarse por los pasillos parecía recreativo y dedicarse a ello lo llevó hasta una elegante sala decorada con cuadros que al parecer mostraban a miembros de la familia de distintas generaciones. No estaría mal pedirle a Odette que le presentara a los “presentes”. –Quizá más tarde se lo pida.
avatar
Dante Zuegg


Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: If not now, when? | Flashback [Priv]

Mensaje por Lyssandro Chrysomallis el Lun Jul 10, 2017 6:41 pm

No daba crédito a lo que estaba pasando, había amanecido con el mismo sol para concurrir al banco a primera hora y me había encontrado con todas mis cuentas congeladas. Eso no podía augurar nada bueno, necesitaba hablar con Padre, urgente; sin embargo no estaba seguro de cómo abordar el tema. Estaba bien que el último tiempo me había excedido en gastos y había despilfarrado el dinero en vicios que deshonrarían a cualquier progenitor; pero aún así congelar hasta el último centavo, había sido una medida extrema hasta para él; incluso me había dejado sin dinero para pagar el veterinario de la hacienda; lo cual ya implicaba poner en riesgo hasta a los animales, solo para reprenderme. 

A veces me terminaba preguntando quien era más infantil entre los dos; pero en esta guerra fría entre padre e hijo no iba a ser yo quien claudicara a favor de su opresora autoridad ¿Quería dejarme pobre? Bien, que lo hiciera; con eso no conseguiría que me convirtiera en el servil heredero que siempre había intentado fabricar conmigo.



Y así estaba unas horas después, usando casi el último dinero que tenía encima para viajar de casa a casa de mis padres en un vuelo de último momento. Demoré más entre la burocracia de ambos aeropuertos que en el mismo viaje pero finalmente estaba abordando un taxi para que me condujera hacia la Mansión de mis padres. 

Cuando vio que se trataba de mí, el guardia en la entrada me dejó pasar sin inconveniente alguno, a pie atravesé los enormes jardines delanteros dando largas zancadas con una mezcla de ansiedad e indignación patentes; aún así me esforcé por contenerme, ya que sabía que si iba al choque con él, nada conseguiría; además, incluso si me estaba provocando más allá de la diplomacia, seguía siendo mi padre y yo seguía siendo la clase de persona que prefería resolver las cosas de la manera más tranquila posible. Respiré hondo al llegar a la entrada y con firme determinación, pero absoluta calma, desplacé las enormes puertas de la recepción, demandando hablar con mi padre.

-Arikos… Tenemos que conversar urgente…-Clamé al vacío en que me recibieron las encantadoras y dulces voces de nuestras empleadas de toda la vida. Tuve que saludar apresurado y con cierto matiz desencantado por la situación actual; cosa que normalmente hubiera sido inaceptable para mí; sin embargo dadas mis circunstancias, no pude hacerlo de otra manera; y esa había sido una nueva razón por la que había acabado frustrado más allá del infinito con mi padre. 

O fue así hasta que un delicioso aroma me llegó de la cocina; entonces me aventuré hacia aquel amplio ambiente que normalmente estaba restringido para mí, en vista de mis calamitosos resultados en el arte culinario. La primer sonrisa del día apareció en mi rostro cuando la llorosa y encogida figura de nuestra cocinera, Amalia, corrió a abrazarme con su regordete cuerpo. Casi por arte de magia la angustia se desvaneció mientras alzaba a la noble señora, casi cincuenta centímetros del nivel del suelo, para ponerla a mi altura.

-A pesar de demostrar esa alegría sigues sin concederme tu mano en matrimonio… -Le reclamo entre bromas mientras giro con ella, imitando un vals- Y yo aquí que hasta he practicado el baile de la fiesta… Eres una mujer desalmada…-Murmuro volviéndola a dejar en el suelo entre risas, mientras me escabullo hacia la enorme cacerola en que se cocía algo que reconocía bastante, y que había sido lo que me había atraído hipnóticamente hasta aquí- Oh Dios… Mejor no me aceptes, Nana… Sería muy capaz de serte infiel con este Stifado... –pronuncio robando un pedazo de pan de la mesada y hundiéndolo en el guisado para robar un poco y comerlo, ante lo que recibo un golpe con una cuchara de madera en la mano-

-¿Qué modales son esos, mi niño? –Me reprocha ella mientras se cruza de brazos- Deberías aprender del joven Prometido, es todo un caballero por lo que he alcanzado a ver… -Sugiere, evidentemente en tono de broma, sin embargo su comentario no pasa desapercibido para mí, poniéndome en alerta y anunciándome que algo no me iba a gustar-

-¿El Joven Prometido? –Inquiero arqueando una ceja con desconcierto-

-El novio de la Niña Thea; acaba de desayunar… debe andar por algún lado de la casa. Deberías ir a presentarte, después de todo ni los Señores ni la Señorita están en la casa.
Definitivamente experimenté un mareo y náuseas tardías del vuelo, ante aquella declaración. Me llevé las manos a la boca, cuando una arcada me atacó, ante lo que tuve que apurarme a girarme y abrir el grifo del lavaplatos, para poder sorber agua fría de allí directamente y calmar la asquerosa situación, mientras mi cabeza intentaba procesar aquella información que no estaba listo para procesar en un momento como el que estaba atravesando.

-Bueno… supongo que, como dicta la cortesía, tendré que ir a presentar mis respetos…-Murmuro rascándome la nuca al tiempo que mi cabeza trabaja a una velocidad descomunal para intentar encontrar una razón para salir corriendo de allí; pero no había caso, tarde o temprano este momento tendría que llegar y ya había sido visto en la Mansión por demasiada gente; además tampoco podía irme sin hablar con Padre del problema en que me había metido. El escenario más normal, después de todo, sería presentarme con mi cuñado y tratar de comportarme con tanta normalidad como me fuera posible.

Abandoné la cocina despidiéndome, cariñosamente, de Amalia, para emprender mi búsqueda del Novio por toda la mansión, luego de surcar los jardines, la biblioteca, la sala de trofeos y la de juegos, lo encuentro en el corredor histórico, observando las pinturas de los ancestros de la familia. Ante lo que me tenso en el umbral, carraspeando para deshacerme de la tensión y avanzando hacia él.

-Empezarás con el pie derecho con mi padre, con esta clase de intereses... –Murmuro refiriéndome a la historia de nuestra casa, mientras me acerco, extendiendo mi mano- Tú debes ser… ¿El Joven Prometido? N---No me han dicho tu nombre aún. Soy Lyssandro, el único hermano de Odette.






Gracias Callimou ♥️:
avatar
Lyssandro Chrysomallis


Mensajes : 51

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.