Últimos temas
» Cian Sheehan [En construcción...]
Vie Abr 13, 2018 6:04 pm por Cian Sheehan

» #Libro de Firmas
Sáb Mar 17, 2018 10:57 am por Gu Bei Chen

» ꧁ Gu Bei Chen ꧂
Sáb Mar 17, 2018 10:56 am por Gu Bei Chen

» ❉ Duanmu Louye ❉
Vie Mar 02, 2018 11:09 am por Duanmu Louye

» Los secretos y el pasado en la tumba deberían de quedar [Priv. Jun Kazuya]
Lun Feb 26, 2018 10:06 pm por Jun Kazuya

» Bajo el cielo inmaculado [Priv.]
Sáb Feb 24, 2018 11:41 pm por Larrence O'Brian

» ||Stars Can't Shine Without Darkness|| Priv.
Sáb Feb 24, 2018 10:04 pm por Larrence O'Brian

» One Step Closer...[Priv. Tasha || +18]
Miér Feb 21, 2018 3:20 pm por Gerhard Leisser

» ¿Fría atracción o cálida avidez? [Priv. Ahri]
Miér Feb 21, 2018 1:36 am por Rai R. Solberg

» Bake your Mood (Priv. Arlyne)
Sáb Nov 11, 2017 1:44 am por Arlyne Ní Laoghaire

» ENCUENTRO ACCIDENTADO (Priv. Kailen Tsukishiro)
Jue Nov 09, 2017 7:27 pm por Arlyne Ní Laoghaire

» {Juego} ¡Confiesa!
Vie Nov 03, 2017 3:24 pm por Dante Zuegg

Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

❉ Duanmu Louye ❉

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❉ Duanmu Louye ❉

Mensaje por Duanmu Louye el Vie Mar 02, 2018 11:09 am

Duanmu Louye

#Edad: 23 años.
#Sexo: Hombre.
#Raza: Espiritual (Luna).
#Rango: -
#Nacionalidad: Japones-Chino.
#Oficio: Sirviente.
#Grupo: Sirviente.

#Descripción Psicológica: Se caracteriza por una actitud infantil, misteriosa, y raramente seria.

Louye es todo aquello que uno no se esperaría de un sirviente: de actitud despistada y desinteresada para la mayor parte de lo relacionado a servir como es debido a su amo, siquiera con la cortesía necesaria para ello. Se salta por decisión propia las formalidades, directo, sin dar rodeos con respecto a algo, pero en otras ocasiones, tan misterioso que pareciera como si fuese el único al conocimiento de un secreto mayor.

En sus labios la sonrisa siempre habitará. Una más burlesca o calmada, pero siempre de una sonrisa se tratará. Es capaz de mantener calma y burlarse del resto con la misma facilidad con la que respira y, de la misma forma se le puede encontrar en silencio observando la nada o causando desastres por todos lados cual tormenta sin control. Infantil, animado y al mismo tiempo demasiado misterioso como para llegar a entender del todo cual de todas sus facetas es la sincera, llegando a pensar que es una mezcla de todo.

Pero, si no estará causando algún escándalo o molestando a alguien, lo más seguro es verlo sentado a una mesa, con una copita de sake y un libro que ojeará aparentemente desinteresado, pero totalmente atento. Y aun así, no dejará pasar una buena oportunidad para estar molestando a su "amo".

Y a pesar de todo... Oh, a pesar de todo... Esto no es ni la mitad. A pesar de que no se muestre cual sirviente ejemplar, protegerá a su amo y a aquél que él desee sin dudarlo, demostrando en aquellas ocasiones un lado más oscuro, más letal y vengativo pues Louye a pesar de ser un espiritual, es sin escrúpulos en el momento de actuar por el bien común de su señor, hasta llegando a poder confirmar que ama las pequeñas emociones, hasta el punto de dañar con una sonrisa y amenazar con la misma tonalidad que en otras ocasiones pronunciase una broma.

Pero que en ocasiones le guste luchar, manchar su pulcra apariencia de sangre, no cambia que pueda mostrar diferentes facetas. De actitud un tanto coqueta, no dudará de pronunciar palabras comprometedoras solo para ver la reacción de alguien más, de invadir su espacio personal, de alargar sus manos y sonreír como siempre. De susurrar palabras hermosas al igual que venenosas.

A veces, resulta complicado definir si es un héroe o un vil villano.

#Descripción Física:Una apariencia totalmente pulcra y luminosa. Louye representa la luna y hasta parece acertada la comparación.

Un muchacho alto (180 cm), delgado (68 kg) y no solo por su peso, sino de por si por su constitución, de apariencia frágil, difícilmente será visible musculatura en él, dándole cierto aire vulnerable, débil aún sin ser el caso. Pero, lo que más destaca de él es su apariencia exterior, aquella vista por todos día a día.

Como la luna, lo que más destaca en él es su apariencia pálida. Tez clara, casi enfermiza y en la que es complicado que se asomo un sonrojo si no por acciones externas o malestar interno. Extremidades largas y delgadas, dedos propios de un músico aún sin serlo y sobretodo, cabello claro, largo hasta la cintura, quizás algo despeinado y rebelde, pero sorprendente y extraño ante ojos de cualquiera, quién erróneamente podría llegar a considerarlo un albino.

Pero el albinismo se distingue por la falta de melanina, los ojos rojos, la incapacidad de estar bajo el sol sin quemarse. Louye no es un albino, sino un espiritual de Luna. Sus ojos, violáceos sobresaltan, llaman la atención ante su apariencia pulcra y casi descomunal. Siempre poseedores de un brillo particularmente burlesco y divertido, astuto.

Pero, si hay que hablar de algo más. Un detalle curioso es que, a pesar de su piel inmaculada, un tatuaje, de un negro pálido que parece más un signo de nacimiento que un tatuaje, abarca toda su pierna izquierda, desde su costado hasta su tobillo. No es más que varias líneas irregulares que forman un dibujo que recuerda a un dragón, pero lo suficiente como para dejar en claro a cualquiera conocedor de historia que el chico pertenece al clan Duanmu y es de su propiedad.

Por otro lado, por muy particular que suene, la ropa que Louye más seguido usa son ropajes tradicionales chinos o japoneses, mayormente amplios, kimonos de mangas tan largas capaces de ocultar sus propias manos y casi siempre blancos. De la misma forma gusta de los pendientes, bastante visibles, y en estos casos, más del color de sus ojos que otro.

#Gustos:
❉ La luna, naturalmente se siente atraído por ella. Le agrada pasar parte de la noche observándola.
❉ El sake, tiene un considerable aguante al alcohol.
❉ Los paisajes al aire libre, las estaciones, pero sobre todo el invierno.
❉ Los animales.
❉ Las bromas, los chistes, todo relacionado a ello.
❉ Los libros, de cualquier género.
❉ La compañía, pero cuando es necesaria, la soledad también.
❉ Recientemente despertó un agrado particular en molestar a Souza.

#Disgustos:
❉ El calor en exceso.
❉ La carne, es incapaz de comer sin sentirse mal después.
❉ Los sabores.
❉ El desorden por muy irónico que suene eso.
❉ La tecnología, no llega a un acuerdo con ella.
❉ Las personas demasiado serias.
❉ Le desagradan los sonidos poderosos, demasiado constantes, como la música de una discoteca.
❉ Los lugares cerrados.
❉ Las agujas, le tiene pánico.
❉ Los Duanmu.

#Historia: Los Duanmu. Desde el principio de los tiempos, desde que la tecnología no era más que un sueño, una cierta familia de entre todas, empezando por un predecesor en común, formó un contrato con otra familia, un contrato de servidumbre, de que siempre estará allí, él y sus sucesores, por el bien de cierta familia principal.

Aquél predecesor inculcó tan bien a sus familiares que nunca, nadie, se preguntó por qué los Duanmu tenían que servir a alguien más, cuando ellos mismos eran poderosos, cuando ellos mismos provenían de antiguos exorcistas japoneses y en su momento tuvieron fama y renombre. Pero, eventualmente toda aquella historia quedó en el pasado, olvidada por los años.

Los Duanmu siguieron, generación tras generación, eligiendo al hijo varón y designarlo como sirviente personal del sucesor de cierta familia. Uno tras otro, uno tras otro. Y así siguió hasta el momento actual.

Duanmu Akihiro, actualmente líder de los Duanmu sirviente personal del jefe de aquella antigua familia poseedora de un Dojo, al cual su ancestro decidió obligar a cada uno de sus futuros sucesores servir. Akihiro eventualmente se enamoró de una mujer de la antigua china. Su amor fue platónico y no pudieron hacer más que querer formar una familia.

El joven Akihiro tuvo un hijo de aquella mujer, una bella espiritual de la luna. Pero, su fragilidad la llevó a la muerte poco después de que Louye naciera. El niño, igual de blanco y particular que su madre, fue bien recibido por todos, incluso por Akihiro, quién a pesar de la muerte de su esposa, consideró el futuro de los Duanmu más importante y se alegró de su único heredero.

Y tan pronto Louye tuvo edad suficiente para entender, se le fue inculcado el saber. Los profesores particulares que tuvo durante toda su corta infancia, le obligaron a aprender innumerables cosas, incluso artes que ya no eran usadas como adivinación, o talismanes para alejar el mal. Le fue enseñado a defenderse, a defender a los demás y estrictamente se le impidió seguir su propio sueño. Pero nunca se quejó, lo siguió con diplomacia, incluso las visitas a la casa principal fueron tal.

Pero, cuando a sus 12 años fue obligado a soportar el tatuaje que lo hacía parte del clan, su mentalidad cambió. ¿Por qué servirle a un clan que parecía querer su condena? ¿Por qué aceptar ser supuesto a semejantes tratos? ¿Por qué simplemente no cambiar de mentalidad y alejarse de la familia principal? Tampoco era como si... A esas alturas necesitaran sirvientes que los protejan, su tiempo ya había terminado, hacía mucho.

Desde aquél instante hacia adelante, comenzó a rebelarse a las costumbres, seguir por su propio camino, hacer las cosas a su manera sin tener que cuidar de lo que los demás le dijesen que era o no correcto. Se ganó el rechazo de su padre, el de su gente, pero no le importó, no podían simplemente deshacerse de él, lo sabía, era el heredero, el único hijo legítimo de su padre, de edad suficiente como para ser el sirviente de Souza, el heredero del Dojo.

Y eventualmente, cuando cumplió los 22 y fue presentado ante el heredero del dojo... Ideas no demasiado buenas pasaron por su cabeza... Aunque al ver su actitud, esos ojos de diferentes colores... El peso que recaía sobre sus hombros... Aquella seriedad en sus facciones... Oh, bueno, pensó que al final no sería tan malo permitirle un poco que lo trataran como un mero sirviente.

Aceptó, comenzó a pasar el tiempo junto a él, a ver sus reacciones... Y tuvo que admitir que le gustó, el muchacho le interesó y antes de darse cuenta, ya llevaba prácticamente un año a su lado, actuando cual un mal sirviente. Eso hasta que... De la nada la madre de Souza les impuso alejarse del dojo, los envió a Idarion, lugar donde Souza podría acceder como un estudiante, él, como su sirviente y permanecer allí, cursar, hasta que las aguas se calmasen allá en Japón, donde el jefe del clan parecía estar metiéndose en problemas por algunos asuntos en suspenso desde hacía años.


"El Arte es una constante evolución de nuestros sentimientos"
Duanmu Louye
avatar
Mensajes :
2

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.