Últimos temas
» Cian Sheehan [En construcción...]
Vie Abr 13, 2018 6:04 pm por Cian Sheehan

» #Libro de Firmas
Sáb Mar 17, 2018 10:57 am por Gu Bei Chen

» ꧁ Gu Bei Chen ꧂
Sáb Mar 17, 2018 10:56 am por Gu Bei Chen

» ❉ Duanmu Louye ❉
Vie Mar 02, 2018 11:09 am por Duanmu Louye

» Los secretos y el pasado en la tumba deberían de quedar [Priv. Jun Kazuya]
Lun Feb 26, 2018 10:06 pm por Jun Kazuya

» Bajo el cielo inmaculado [Priv.]
Sáb Feb 24, 2018 11:41 pm por Larrence O'Brian

» ||Stars Can't Shine Without Darkness|| Priv.
Sáb Feb 24, 2018 10:04 pm por Larrence O'Brian

» One Step Closer...[Priv. Tasha || +18]
Miér Feb 21, 2018 3:20 pm por Gerhard Leisser

» ¿Fría atracción o cálida avidez? [Priv. Ahri]
Miér Feb 21, 2018 1:36 am por Rai R. Solberg

» Bake your Mood (Priv. Arlyne)
Sáb Nov 11, 2017 1:44 am por Arlyne Ní Laoghaire

» ENCUENTRO ACCIDENTADO (Priv. Kailen Tsukishiro)
Jue Nov 09, 2017 7:27 pm por Arlyne Ní Laoghaire

» {Juego} ¡Confiesa!
Vie Nov 03, 2017 3:24 pm por Dante Zuegg

Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

~ It's Over Tonight ~ |Priv. Gerhard|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~ It's Over Tonight ~ |Priv. Gerhard|

Mensaje por Leone Tescotti el Vie Mayo 27, 2016 9:37 pm

Una gota cayó.

Había dejado de llover hacía ya horas. El rojizo cielo dejaba entender que la noche caería y seguramente, en el enorme edificio que era la academia, solo los profesores y las mujeres de servicio estarían aún presentes. Seguramente todo alumno ya se había retirado a su dormitorio, contándose anécdotas del día. Él, Leone, estaba ahí, sentado en una banca con la mirada baja, dejando que sus claros cabellos ocultaran su rostro parcialmente. Bajo un árbol no parecía hacer más que escuchar las gotas caer en un estanque cercano y en algún momento, la idea de contarlas se pasó por su mente. Una. Parecían sus problemas, acumulándose... ¿Cómo había empezado todo? Ah... Cierto, con la muerte de su único y verdadero amor. La había conocido en la universidad y, no había podido hacer otra cosa que quedar maravillado, sí... La había amado y ahora ya no estaba con él... ¿Cuanto había pasado ya? ¿Doce años? ¿Más? ¿Menos? Había perdido el conteo de los años. Al menos ahora tenía a Julieta a su lado... Pero, con ella sus responsabilidades habían crecido aún más.

Una más se suicidó.

Resonó. Seguía habiendo presión sobre él. Tenía que volverse en el perfecto cabecilla de la familia Tescotti y dejar de lado los juegos. Su padre, aquél severo hombre seguía insistiendo, ignorando sus sentimientos... Al fin y al cabo la empresa siempre había sido más importante que la familia. Él no quería caer en el mismo error, le aterrorizaba la idea. Se inclinó un poco más al frente, causando que sus cabellos se balancearan. Sus labios temblaron y su cuerpo se estremeció ante una fría ráfaga de viento. Sería buena idea levantarse y volver a la academia. cualquier hombre sensato lo habría hecho. No se engañen, de insensato tenía poco, pero, como suele suceder, a veces las cavilaciones alejaban la sensatez, como si fueran enemigas mortales. Quizás solo estuviera escapando, de los Tescotti, de su trabajo, de Julieta, de su propia vida... A veces se preguntaba como sería volver a caer en ese sueño tan persistente... Solo soñar constantemente... Pero después volvía a la verdad, al mundo que tenía a su alrededor y a la promesa consigo mismo de que sería más fuerte. 

Otra se perdió en el estanque.

La tercera gota no la oyó, más estuvo ahí, existió. Leone levantó su mirada y la fijó en el aún mojado suelo, más oscuro que de costumbre, al igual que el paisaje de por si, lúgubre, aterrador. Quizás era solo él que lo veía así ante la falta de vida en aquél paisaje. Si hubieran habido estudiantes, ellos de alguna forma habrían destruido aquella calma con sus risas y conversaciones. Seguramente, si hubiera habido algo más que gotas caer desde la copa de los árboles, todo no se le parecería tan aterrador, como un sueño a punto de morir. Sus ojos se cerraron y se inclinó suave hacia atrás, hasta que su espalda se recostó en en el respaldo de aquella banca de madera, al parecer la única que no había sido golpeada por la fría lluvia, al igual que él. ¿Cuánto faltaría para que llegara alguien a buscarle? ¿Quizás siquiera lo harían? Eso estaría bien, de alguna extraña forma. ¿No vería de nuevo el dulce rostro de su hija? Realmente solo era un estado de animo algo anímico, nada de lo que preocuparse seriamente, pero, prefería poder volver cuando se sintiera mejor, al menos, cuando pudiera dejar de lado todos aquellos pensamientos y forzar una sonrisa.

La cuarta desapareció.

Volvió a inclinarse un poco al frente, al menos, hasta poder apoyar sus antebrazos en sus rodillas, fijando su mirada en la, ahora parada fuente que había delante. Era un cobarde. Nunca nadie se lo había dicho antes, pero, él era bien consciente de ello. Después de todo estuvo alejándose y escapando de sus responsabilidades durante seis años y ahora, ya no se lo iban a permitir.
Leone Tescotti
avatar
Mensajes :
42

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.