Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas













Pasa el cursor sobre las imágenes
Le Muse
Web Master
MP
Julietta
ADMINISTRADORA
MP FICHA
Izaya
DISEÑADOR
MP FICHA
Alvaro
MODERADOR
MP FICHA


Contacto
Ante cualquier consulta, problema o duda preguntar al staff por MP o en la zona que corresponde.
Lyssandro
MODERADOR
MP FICHA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 52 el Sáb Ago 06, 2016 8:38 pm.





Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

La edición del código HTML y CSS, junto con la edición de imágenes, corresponde al trabajo de Izaya Orihara. Se utilizaron recursos libres dispuestos en DevianArt e imágenes encontradas en Zerochan. Todo lo expuesto en Idarion Terra es sin fines de lucro, por lo que si alguien encuentra una obra que le pertenece y desea la remoción, se pide avisar a administración.
Toda la trama, eventos, reglamentación y el cumplimiento de normas queda a cargo de Julieta Tescotti. Se prohíbe el plagio en cualquier contenido dispuesto en el foro.

Atrapada por el enemigo en una cálida noche de verano [Rai R. Solberg]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Atrapada por el enemigo en una cálida noche de verano [Rai R. Solberg]

Mensaje por Dai BelleRose el Dom Ene 10, 2016 5:01 am

Tenía permiso especial de la institución llegar un poco más tarde del toque de queda debido a mi trabajo de medio tiempo de todos los días; al ser una estudiante becada se me había dado la autorización de tener uno para adquirir ingresos externos. Pero aquella noche en particular había llegado tarde, más tarde de mi propio toque de queda, por lo que trataba de recorrer los extensos jardines, desde la entrada principal y atravesando el edificio central hasta la residencia de las mujeres, donde se encontraba mi habitación mientras durara mi estadía allí. Para ello me había quitado los zapatos y me pegaba a las orillas, buscanda cuanta protección me pudieran dar tanto las sombras como los árboles y arbustos. A esa hora los vigilantes ya estarían rondando, y había escuchado que uno de ellos, un sujeto espiritual albino con cola y orejas de gato, era el mismísimo diablo en persona; y definitivamente no quería ser atrapada por él ni por nadie... Mucho menos por él. Aunque claro que podría defenderme dado el caso, no por nada había sido educado en los barrios bajos de Londres... defensa personal sí que sabía, no era ninguna manca. Pero, de ser posible, evitaría problemas en mi primer mes de ingresada... ya se vería después con el tiempo.
Estaba en esto cuando, accidentalmente, pisé una rama de uno de los árboles allí cercanos, lastimándome obviamente la plana de mi pie que si bien aún traía las medias reglamentarias de mi uniforme de maid, no era lo suficientemente duras para evitar que sintiera. Pequeñas lagrimitas de dolor acudieron a mis ojos y me tapé la boca con la mano libre, pues con la otra sujetaba mi calzado, para no hacer ruido.
Claro, aquel día no estaría de suerte.
Contuve un fuerte jadeo al escuchar una voz femenina demandando la identidad de aquel que había hecho tal escándalo, ósea yo, y no tuve de otra más que salir de detrás del árbol en el que me encontraba refugiada y dejar que la luz de luna me diera de lleno. Saber que la ajena no tenía intenciones de lastimarme era de ayuda, aunque tampoco era como si me hubiese preocupado precisamente eso.

Lo siento, trataba de llegar ilesa al dormitorio de chicas, pero... creo que fallé —hablé entre susurros quedos, pero lo suficientemente audibles para que la contraria pudiera escucharme. La miré con interés y finalmente enarqué una ceja con suspicacia. Otro ser espiritual, ¿qué aquel lugar estaba infestado de ellos? No me molestaba, sólo que al no haber tenido un contacto constante con ellos, me parecía sorprendente ahora que salieran de la nada cuales margaritas en un prado—. ¿Podrías mantener en secreto que me viste? No quisiera ser pillada por algún guardia... No eres una de ellos, ¿cierto? —inquirí al final, recelosa. Claro, si el tipo de las legendarias pesadillas de los infractores era un gato, y ella parecía ser también de la misma especie... ¿No sería algo en común que tenían los que fungían dicho puesto? Inmediatamente descarté la idea al percatarme del uniforme de la academia que traía. Una estudiante como yo, perfecto.
avatar
Dai BelleRose


Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapada por el enemigo en una cálida noche de verano [Rai R. Solberg]

Mensaje por Rai R. Solberg el Lun Ene 11, 2016 2:30 pm

Las noches, generalmente, estaban bañadas de calma en aquella academia exceptuando algunos días en los que podía escuchar algo que después no resultaba ser nada en concreto o era algún travieso estudiante que intentaba escabullirse o en su defecto, dar un paseo por los amplios jardines bajo el negro firmamento. Y aunque no los culpaba, pues era agradable el poder caminar con el manto verdoso bajo sus pies y la escasa luz de las estrellas y luna iluminando el camino, no estaba permitido. Y el que aquel trabajo de vigilante no fuera realmente el suyo, no quitaba que fuera a hacerlo mal o se fuera a descuidar. Él era eficaz y preciso hiciera lo que hiciera, y en el caso de aquel trabajo en esa academia no iba a ser la excepción. Y aunque había empezado a investigar sobre el objeto que tenia que coger de la posesión de la familia que era la dueña de dicha institución, aún no había encontrado nada referente a aquello. Y en cierta manera...le frustraba no encontrar lo que buscaba, se sentía como un tigre que había perdido la pista de su presa.

Aun así, en su rostro solo estaba una máscara de gélida tranquilidad y en apariencia inalterable, pero que a su vez tenía un sutil matiz imponente, dominante y de una irrompible seguridad en sí mismo. Sabía lo que hacía, cada movimiento estaba calculado bajo su analítica mente, y esa actitud fría y calculadora hacia que fuera un perfecto sicario, aunque...ese trabajo que tenía se alejaba un poco de lo que debía hacer.

Paso a paso, con sigilosos y felinos pasos, por algo era un ser espiritual vinculado a un felino, caminaba sobre la hierba perfectamente cuidada, haciendo que además sus pasos fueran todavía mas silenciosos. Su nívea y mullida cola se balanceaba suavemente a un lado y otro, siendo el pequeño detalle que indicaba que estaba calmado realmente, aunque alerta, lo cual estaba demostrado por sus blanquecinas orejas que de vez en cuando se movían al son de lo que podía percibir de sonidos, aunque la gran mayoría eran solo la suave aunque algo fría brisa que corría. Pero claro, para él que venía de las duras tierras de Noruega, aquello era casi una cálida brisa en comparación.

Y justo cuando estaba pensando que aquella noche iba a estar en calma y se había encaramado con un rápido y silencioso salto a una de las fuertes ramas de uno de los árboles, fue cuando lo escuchó: la voz de una chica. Sus orejas se agitaron con suavidad ante aquella voz femenina que parecía impresionada, y su cortante y gélida mirada de un único orbe comenzó a escrudiñar a su alrededor en busca de aquella mujer que parecía ser que no conocía las normas de aquel sitio. Y la encontró, incluso desde su favorecida posición encaramado a un árbol fue capaz de ver como se dirigía a otro cercano y sencillamente se sentaba bajo la sombra del mismo. Pero cual fue su sorpresa, cuando ya iba a 'cazar' a aquella que parecía ser congénere suyo, escuchar el estruendo en sus oídos y también impulsado por el absoluto silencio que había vuelto a acudir al lugar, de una rama crujir. Sus níveas orejas volvieron a agitarse y, esa vez, su mirada fue directa hacia la figura, otra femenina, que apareció poco después, quedando al descubierto de la luz lunar.

Y si, eso ya fue lo que hizo que entreabriera sus labios.- Mala suerte por vosotras dos, ya habéis sido atrapadas -su voz, grave y potente, salió de sus labios segundos antes de saltar con agilidad hasta el suelo y en un par de largos pasos quedar detrás de aquella que recién había aparecido.- Yo si soy uno de ellos -advirtió poco después en un tono que no dejaba ningún hueco a ser rebatido o simplemente contestado mientras una fugaz brisa hizo que los largos y albinos cabellos se agitaran suavemente tras de si. Mira por donde...dos en uno.
avatar
Rai R. Solberg


Mensajes : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapada por el enemigo en una cálida noche de verano [Rai R. Solberg]

Mensaje por Dai BelleRose el Dom Ago 14, 2016 2:38 am

Mientras aguardaba a que la chica gato me respondiera, una voz surgió a mis espaldas y provocó que todo el vello de mi nuca se erizara. Porque aquel grave tono no le pertenecía a la chica y mucho menos era la respuesta que yo deseaba oír tras tanto jaleo que se había armado en búsqueda de poder salir ilesa y llegar a los dormitorios como si nada hubiese ocurrido aquí. El problema no era exactamente el saberme atrapada por un guardia, sino el que mi cuerpo actuara por instinto ante la cercanía ajena no esperada. Así que sin más, y sin percatarme de ello hasta muy tarde, viré sobre mí misma y lancé una patada hacia la altura del rostro ajeno, encontrándose así la dureza de mi talón con el desprotegido hueso de la nariz de aquel guardián. En cuanto mi pie regresó al suelo y me erguí, al tanto que mi visión contemplaba con horror cómo la sangre emanaba de aquella lastimada nariz, supe que mis días en dicha academia estaban contados ya.
Oh, dios mío... —musité, avergonzada, llevándome las manos a la boca para cubrir lo abierto de esta al tanto que trataba de obligar a mi maldito cerebro que asimilara todo lo acontecido desde el mismo instante en que esa bastarda rama se partió en dos hasta en el segundo exacto en el que nos encontrábamos.
Acababa de romperle la cara a un miembro del personal de vigilancia; estaba categóricamente frita tras esto. ¿Lo bueno de aquello? Es que el sujeto podía agradecer que llevaba mis botas en las manos y no calzadas, o el daño se hubiera multiplicado y con creces. ¿Y yo qué? ¡Eso no me iba a salvar a mí! ¡Más que perfecto! Yo que estúpidamente había estado buscando mantener un perfil bajo para no llamar la atención de los directivos... Yo, que había tratado de llegar de forma sigilosa a los dormitorios de las chicas en una sola pieza y sin ser descubierta en el proceso para no ganarme una nota negativa en mi expediente que pudiera perjudicar mi estadía allí. Yo, que acababa de quebrarle la nariz a un hombre de una patada... Ah, pero las cosas se estaban poniendo mejor cada vez más... No se trataba de cualquier vigilante, sino del mismísimo gato albino de las leyendas que circulaban entre el alumnado, ese que era capaz de despellejarte vivo si te pillaba cometiendo algo fuera de la norma a tan altas horas de la noche... Sí, señores, a ese preciso gato lo acababa de surtir. Ya podían darme mi premio a la estupidez y la mala suerte.
Cogí aire de golpe, tratando de guardar la calma y así buscar por todos los medios una vía sensata, y diplomática, de salir de aquel embrollo.
Ya sé que este panorama pinta para mal, pero si los dos guardamos la calma, se podrá encontrar una solución a esto... —inconscientemente fui retrocediendo más y más, ya que mi sentido de supervivencia me instaba a poner cuanta mayor distancia posible fuera entre los dos—. Sé que en este preciso instante debe de estar furioso, pero recuerde que... ¡Qué usted tuvo la culpa, joder! ¡¿A qué clase de animal se le ocurre aparecer a mitad de la noche por la espalda a alguien, y a centímetros de esta?! ¡Yo sólo actué por instinto ante el posible peligro!
Sí, vaya diplomacia la mía. Otro premio para mí, por favor.
¿Y la otra chica gato? Se había fugado, aprovechando el espectáculo para pasar desapercibida. Vaya compañera de problemas tan más fiel me vine a encontrar, tomando en cuenta que si no hubiese sido por su intromisión nada de esto hubiera pasado...
avatar
Dai BelleRose


Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapada por el enemigo en una cálida noche de verano [Rai R. Solberg]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.