Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Nuevo Comienzo (Libre!)
Miér Oct 18, 2017 2:31 pm por Ash Woods

» #Registro de las Habitaciones
Mar Oct 17, 2017 10:38 pm por Alvaro Garay

» #Registro de Voz
Mar Oct 17, 2017 10:36 pm por Alvaro Garay

» #Registro de Grupo {Alumnos}
Mar Oct 17, 2017 10:34 pm por Alvaro Garay

» #Registro de Físicos
Mar Oct 17, 2017 10:31 pm por Alvaro Garay

» Blue Caos (Rol +18) [Afiliación Élite]
Dom Oct 15, 2017 12:13 am por Julietta Tescotti

» GAKUEN NOZOMI (学園 希) [Afiliación Normal]
Dom Oct 15, 2017 12:08 am por Julietta Tescotti

» Descendants [Af. Normal]
Sáb Oct 14, 2017 11:59 pm por Julietta Tescotti

» {Juego} ¡Confiesa!
Vie Oct 13, 2017 8:28 am por Akira Ishida

» #Libro de Firmas
Lun Oct 02, 2017 7:17 am por Ash Woods

» Y sólo por hoy, te quiero decir... [Ishida Akira]
Dom Oct 01, 2017 7:33 am por Hidemi Uchida

» ✿ Lights in the Sky ✿ Priv.
Miér Ago 23, 2017 10:00 pm por Miléne Von Damme














Pasa el cursor sobre las imágenes
Le Muse
Web Master
MP
Julietta
ADMINISTRADORA
MP FICHA
Izaya
DISEÑADOR
MP FICHA
Alvaro
MODERADOR
MP FICHA


Contacto
Ante cualquier consulta, problema o duda preguntar al staff por MP o en la zona que corresponde.
Lyssandro
MODERADOR
MP FICHA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 52 el Sáb Ago 06, 2016 8:38 pm.





Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

La edición del código HTML y CSS, junto con la edición de imágenes, corresponde al trabajo de Izaya Orihara. Se utilizaron recursos libres dispuestos en DevianArt e imágenes encontradas en Zerochan. Todo lo expuesto en Idarion Terra es sin fines de lucro, por lo que si alguien encuentra una obra que le pertenece y desea la remoción, se pide avisar a administración.
Toda la trama, eventos, reglamentación y el cumplimiento de normas queda a cargo de Julieta Tescotti. Se prohíbe el plagio en cualquier contenido dispuesto en el foro.

• ¡Fiesta Navideña!

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Marina Valentine el Lun Dic 21, 2015 7:03 am

Le observé con un poco de duda y preocupación en el rostro. Y es que no me había pasado por inadvertido aquel suspiro y ligero sonrojar en sus mejillas. Parpadeé, girando con suavidad mi rostro para contemplarle mejor. ¿Acaso se sentía mal? De ser así, lo más sensato sería que se fuera a descansar... ¿O no? Aunque no pude evitar reír con suavidad, cubriendo parcialmente mis labios con mi mano disponible, ante aquella adorable e infantil reacción por parte del contrario. ¿Quién lo iba a decir? Que alguien con su apariencia guardara en sí a un lindo niño con todos los ánimos de ser reconocido por los demás. Me alegraba mucho de haberle conocido y de contar hoy en día con su amistad, puesto que desde el primer día que nos vimos supe que ambos teníamos muchas más cosas en común de lo que cualquiera podría pensarse. Los dos teníamos miedo de salir y que nuestro verdadero yo fuera a ser rechazado por los demás, cada uno sumergido en su propia soledad y a su manera... Era agradable contar con el apoyo de alguien como Nikolas, y a la vez me alegraba de poder estar allí a su lado para poder contemplar cada faceta suya, buena o mala. No deseaba que su alma se sumergiera en un eterno pesar del cual ya después no sabría cómo salir, y esperaba que, de alguna manera, pudiera ayudarle a ver que el mundo estaba lleno de cosas tan maravillosas, que no valía la pena mancillarlas con una oscuridad que, tarde o temprano, tendría que desaparecer. Y es que yo en realidad quería ayudar a ese hombre, ser un apoyo en su andar hasta en la medida de lo posible.
Le contemplé, con ojos risueños, siendo capaz de ver cómo engullía aquellos canapés. Le dediqué una cálida sonrisa y con cuidado coloqué mi vaso con ponche sobre la mesa. Y segundos después me alegré de haberlo hecho así, porque la visión que se presentó ante mí me dejó totalmente anonadada y fuera de la jugada por varios segundos que se hicieron eternos. Mis ojos le miraron de fijo, ligeramente abiertos por la sorpresa y confusión ante tal petición.
-¿Nikolas...? -inquirí en un susurro quedo, sin saber muy bien qué decir. En instantes mis mejillas se tiñeron suavemente de un color rosado, signo visible de la vergüenza que me estaba embargando en esos momentos- No era necesario que vinieras hasta acá, cuando no es de tu agrado, sólo por mí... -musité finalmente, apenada- yo hubiera estado encantada de bailar contigo en cualquier momento, como en aquella ocasión... -con un poco de duda extendí mi mano y la deposité con suavidad sobre las de él, dedicándole una tímida sonrisa, pero mis ojos sólo mostraban preocupación- ¿Seguro que está bien para ti el haber venido sólo para bailar conmigo? Es que... yo no... quiero incomodarte...
avatar
Marina Valentine


Mensajes : 63

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Dante Zuegg el Mar Dic 22, 2015 2:27 am

Entendía que la chica ángel se preocupara de que el resto de los presentes disfrutara del evento, pero de eso a que fuese prioridad… no estaba precisamente de acuerdo. Tiempo para comentarle su perspectiva no tuvo pues un reno se acercó y por lo que pudo ver ambos se conocían. Bien, no había problema, él ya tenía a quién buscar en la fiesta. ¿Le molestaría a Odette que también la buscase esa noche? En cuanto se hizo la pregunta mentalmente dio un trago a su bebida y buscó con la mirada a la dueña de sus días y noches. ¡Pero ya no estaba! ¿A dónde se había ido? Volteó hacia la izquierda y, justo cuando iba a mirar hacia la derecha sintió como alguien se apegaba a su espalda.

No necesitó coincidir visualmente para adivinar de quien se trataba, el aroma la delataba, aunque sí que le había dado una sorpresa. Algo de gracia le dio la forma en que la cantante se las ingenió para tomar una de las copas y su sonrisa se acentuó al sentirla sobre su hombro. Por estar socializando Odette le había ganado la jugada. –Siempre hay tiempo para guiar a un alma mortal. – respondió tranquilo, en cuanto pudo atenuar la sonrisa para sonar medianamente convincente. Cosquillas le había dado el que le hablara al oído y seguro que había sido evidente ya que por inercia su hombro y oído hicieron amago de querer reunirse a conversar. ¿Quién diría que la señorita podía abordarlo de esa inusual manera? Una grata novedad indudablemente.

Estoy seguro de que lucirías encantadora, habríamos combinado. Pero quizá no me habrías dedicado este interesante regalo.– no especificó, si ella captaba o no que se refería a las palabras de antes en su oído él no se lo iba a aclarar. Solo después de eso giró levemente el rostro para mirarla, disfrutaba el poder platicar con ella de manera despreocupada, olvidándose de todas las formalidades que usualmente les lanzaba encima la vida.

Al sentir que se separaba de él esperó unos segundo más antes de darle la espalda a la mesa para poder ver de frente a la jovencita inconforme con su atuendo de la noche. –Si tanto te incomoda podrías conseguir un segundo disfraz para cuando tu jefe avise que terminaste tu parte del trabajo. – sugirió  dando un vistazo general a la apariencia de su acompañante. Lo hizo con respeto, por nada del mundo quería incomodarla. ¿Te estas haciendo monje Dante? se preguntó internamente y tal pensamiento le hizo reír por lo bajo. –En lo personal no tengo quejas, aunque… me preocupa que te resfríes. Pero al parecer no soy el único angustiado por tu salud.– dijo y con la copa en mano señaló hacia uno de los hombros de la griega. Con la mirada preguntó a quién pertenecía antes de volver a beber con calma.

Supo guardar muy bien sus celos, si acaso lucía pensativo mas no permitió que eso afectara su humor. –¿Me acompañas a recorrer el salón? Antes de que… el dueño venga a buscarte. – sí, darse a la fuga sonaba bien, dependiendo de la música hasta podrían ir a bailar un rato.
avatar
Dante Zuegg


Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Raffaele Vecchierelli el Mar Dic 22, 2015 2:58 am

¡Genial! No era el único con gusto –aunque fuese eventual– por el aire frío. Lo que todavía no resolvía era de dónde conocía al vampiro y, antes de que lo lograra, un par de demonios aparecieron en escena. Raffaele se perdió rápidamente en la conversación ajena, ¿vacunas? ¿rabia? Ok, entre vampiros y demonios se entendían, mejor seguir su rumbo y averiguar a quién encontraba dentro. –Con su permiso.– se despidió sin preocuparse de si le escuchaban o no.

Animado retomó su ruta inicial y como era de esperarse los ojos se le fueron a lo alto del árbol, directo a la estrella que decoraba la punta. Alguien había invertido mucho tiempo en decorar el lugar, y al menos él internamente lo agradecía. La escenografía siempre era importante.
Su estómago gruñó, de nuevo tenía hambre. Suerte que la mesa de comida no estaba lejos, ese era un buen punto desde el cual encender su radar imaginario en busca de caras conocidas. Tarareando la música que sonaba avanzó mientras sus manos jugaban con el bastón de su disfraz, cuidando obviamente el no descalabrar a otras personas. En uno de esos giros se le escapó de las manos y no fue por falta de pericia en las manos, sino por… una escena que sus ojos presenciaron a pesar de la distancia.

Atónito fue testigo de cómo Nikolas se hincaba a los pies de Marina, ella lucía literalmente angelical, la mirada del espiritual tardó en desprenderse de la imagen de su amiga y cuando lo hizo fue para llenarse de dudas observando lo que su otro amigo hacía. No podía ser posible… ¿se le estaría declarando?! El latir de su corazón se intensificó tanto que casi podía sentirlo golpeando contra su pecho para escapar. ¿Qué iba a hacer si realmente era eso lo que ocurría? No, no, el estudiante de música no era capaz de confesarse, estaba casi seguro aunque sonara cruel de su parte. Seguro era otra cosa, algo que tenía a Marina igualmente impactada. Bien, él no se iba a quedar esperando a que algo más serio pasara entre esos dos. ¡No iba de mal tercio! Iba a hacerle competencia al otro chico aunque fuesen amigos.

Con pasos largos se les acercó y con toda la naturalidad posible los saludó entusiasta. De verdad lo estaba, no fingía. –¡Buenas noches! Marina, Nikolas. – para ella marcó una reverencia y para él, una sincera sonrisa. Sabía que atrapaba al muchacho en el momento menos oportuno, y sin embargo tenía algo de curiosidad por ver su reacción. –¿Interrumpo algo? – preguntó alternando la mirada entre uno y otro. Obvio que si interrumpía pero lanzar la interrogante le había sido inevitable. –Ese disfraz va contigo Marina. Le haces competencia a la estrella de allá arriba.– al decirlo alzó la vista y quedó a la espera de las palabras de sus compañeros. Esa noche iba a ser divertida, seguro que sí.
avatar
Raffaele Vecchierelli


Mensajes : 59

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Lancer el Mar Dic 22, 2015 4:15 am

Soy un orgasmonauta, que en cohete anda.

Vale, ¿qué hago yo en éste sitio pútrido de alegría inmensa? Pues no sé. Soy careta así que vine con mi feliz disfraz de dinosaurio pero mi imagen se desvanecerá al amanecer, en éste lugar tibio y casi irreal.

Busqué algo que me apetezca y comí cómo puerco hambriento, llenándome la boca de aperitivos navideños porque it’s free, hay que aprovechar sin culpa. Noté que todos están muy en la suya, en grupitos de parejas y terceros. Lo veía todo sin interés aunque, con un centelleo especial porque en alguna parte de mí esperaba alguna escena de pelea, discusiones, you know, garras y sangre.

También me importó considerar que ésta fiesta es muy confusa: ¿Es navidad o Halloween? ¿Es Pascuas o San Valentín? ¿Lo ven? Me confunden. Quién tiene la culpa de esto es Confucio, estimado. "Confucio fue un pensador chino, ¿qué tiene él qué ver con esto?" Su nombre, es muy "Confuso", te causa confusión.

avatar
Lancer


Mensajes : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Nikolas Loreto el Miér Dic 23, 2015 9:22 am

No estaba seguro de que tenía que hacer en ese momento. Estaba actuando completamente en automáticos, todo lo referente a Marina tenía sinónimo de "cosas nunca vividas", sus canciones hablaban de muchas cosas, pero de muchas cosas que Nikolas ya había comprendido y analizado en la época depresiva de su vida. Con Marina, todo ese rollo del ambiente rosa y los sentimientos, el rubor... Todo era desconocido. Quizás por eso se le hacía tan complicado reaccionar de alguna forma cuando estaba cerca de ella. Se veía demasiado linda, se veía preciosa. Cerró los ojos con un ligero temblor y luego bajó la cabeza, directo a los canapés. Eran deliciosos... Pero, no tan deliciosa como podría ser Marina. ¿Cómo sabría su piel? ¿Dulce? Seguramente dulce. Sacudió la cabeza con un rubor más carmín, ¡tenía que seguir el plan!

Todo paso rápido, se arrodilló ante ella. Dijo las palabras que había practicado durante semanas, bueno, no tanto tiempo. Y luego le miró.—Tu lo eres todo, Marina.— Le dijo, suavemente, dando un beso en su mano.—No iba a venir, pero...— murmuró, dubitativo. La energía y fortaleza que había tenido momentos atrás comenzaba a pesar en su espalda. Necesitaba ser firme y no ponerse nervioso, necesitaba ser directo con Marina.—Sinceramente, me habría vuelto loco si no te veía.— Suspiro en su mano, antes de pararse del suelo...

Sin embargo, antes de que sus piernas consiguieran estar de pie nuevamente. alguien le interrumpió. Pegó un salto nervioso desde el suelo hasta verle de frente, luciendo algo sorprendido e impactado por lo que estaba ocurriendo. Casi se posicionaba frente a Marina, como una criatura en el reino Animal queriendo proteger su trozo de comida. Se sacó de onda a si mismo por su actitud y agitó la cabeza, estirando el brazo para saludarle con una sonrisa.

H-ha pas-pasado demasiado tiempo.— Se llevó las manos hacia abajo y la mirada también, viéndose nervioso al no saber que hacer respecto a todo ese rollo del "amigo", nunca había enido un amigo así que era algo demasiado fuerte para Nikolas. Llegó a tal punto que por la pena, terminó escondiéndose detrás de Marina.
avatar
Nikolas Loreto


Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Odette Chrysomallis el Lun Dic 28, 2015 6:54 am

Enarqué ligeramente una ceja, contemplándole de soslayo ante su comentario. Por mi bien, y el del disfrute de aquella velada, pasaría por alto el sentido a sus palabras y trataría de no hacer averiguaciones al respecto. Porque no había entendido del todo, pero una vaga idea de ello bien podía hacerme... La suficiente como para detenerme y virar hacia otro lado en mis reflexiones, pues sabía ya que sería algo que no me agradaría ni un poco. Observé de reojo una vez más mi disfraz e hice una ligera mueca. Me encogí de hombros, despreocupada.
-Yo no tengo ninguna mortificación al respecto, en realidad la calefacción en el interior es bastante agradable y de frío no padezco. Siempre y cuando me mantenga aquí, estaré perfecta... Quizá la salida sea un problema, pero tomando en cuenta la gran consideración de muchos de por aquí, al parecer tampoco sufriré por ello -le dediqué una ligera sonrisa de sorna, haciendo clara referencia al tipo desconocido que me había proporcionado 'amablemente' la chaqueta y que al parecer ya había perdido de vista, pues no le veía por ningún lado y tampoco me había seguido. Ya aparecería... por eso no me iba a preocupar, y si no lo hacía... Bueno, ya tendría una chaqueta nueva, aunque pensándolo bien, ¿yo para qué rayos quería algo como eso? No iba para nada acorde con mi gusto.- Me la prestó un payaso -respondí con total sinceridad y desenfado a su muda pregunta, mirando aún a mi alrededor por si daba con su estrambótica silueta- No, ya no lo veo... supongo que tarde o temprano hará acto de presencia, para reclamar su pertenencia... -volví a centrar mis ojos almendrados en los suyos, guardando silencio por unos segundos- Me quedaré con este disfraz -exclamé al fin, retomando su sugerencia inicial de cambiarme en caso de que fuera mi desagrado- me gusta, lo único que me incomoda es que traten mi cuerpo como si fuera mercancía para vender... -dejé la frase al aire, con pocos ánimos para entablar una conversación con respecto a mi disgusto por el modelaje y mis planes de abandonar pronto dicha profesión. Volví a buscar con la mirada a mi alrededor y por toda la estancia, en busca de una nueva persona a la que no conocía y sólo tenía vagas referencias. En caso de no dar con él, dejaría su obsequio debajo del árbol; ya le buscaría él entrada la noche. Justo cuando pensaba n ello, la silueta de un chico que encajaba con la descripción que tenía se atravesó en mi mirada, muy cerca de donde nosotros nos encontrábamos, de hecho- ¿Paseamos, entonces? -inquirí, animada de repente- sólo que antes debo entregar mi obsequio del evento... -con una suave cabezada señalé a un lado nuestro- aguarda aquí, por favor.
Me separé un par de pasos de Dante y en cambio me acerqué al curioso trío que teníamos cerca, junto a la mesa de bocadillos. No deseaba interrumpir, pero tampoco quería demorarme más en esto. Podría parecer extraño, pero la idea de compartir la velada con el rubio parecía agradable. Me coloqué detrás del muchacho en cuestión y me aclaré la garganta muy sutilmente, para atraer su atención hacia mí.
-Disculpe, ¿Raffaele Vecchierelli? -sin esperar a que este me confirmara la identidad pues mi instinto me decía que no me equivocaba, deposité con suavidad un pequeño paquete en sus manos. Le dediqué una cortés sonrisa- Esto es para usted. Obsequio por el intercambio, espero que sea de su agrado. Que pase una linda velada y muy felices fiestas -con una ligera reverencia de respeto me despedí de él y sus amigos y volví a donde mi prometido me esperaba.



Ábreme:


No soy buena en esto, así que de antemano una disculpa por lo feos que están... De igual manera los hice con mucho cariño y dedicación, así que espero que te gusten. En caso de no ser así, eres libre de enviarme MP y ya veo cómo te compenso x3
¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!


Pack 1:
Pack 2:
avatar
Odette Chrysomallis


Mensajes : 115

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Marina Valentine el Lun Dic 28, 2015 8:00 am

Mis ojos se abrieron aún más por la sorpresa y desconcierto ante las palabras que Nikolas decía en aquellos momentos. Parpadeé, confundida. ¿A qué se refería? ¿Él... quería verme? ¿A mí? Pero no lo comprendía, ¿qué podía tener de bueno el estar conmigo? Él era alguien espectacular y yo... no era nadie, en realidad. Tragué saliva, avergonzada, y me fue imposible no desviar la mirada hacia otro lado que no fueran los ojos rojizos de Nikolas, aquellos que desde el primer día me habían atrapado y, a la vez, atemorizado. Agradecía la necesidad del otro por pasar el tiempo conmigo, para mí también eran gratos los instantes que pasaba a su lado, y el saber el sentir ajeno me hacía sentir... No sabía cómo explicarlo. Bien al saber que podría ser útil para el pelinegro, pero sobre todo agradecida de no ser rechazada, de ser correspondida en este deseo de mantener una relación amistosa con él. No estaba sola, también se me brindaba la oportunidad de tener un amigo que acompañara mi día a día, como cualquier otro estudiante más. Pero no lo merecía, el dolor de saber aquello no dejaba de oprimir mi corazón.
-Nikolas, yo no... -fui incapaz de articular algo coherente, de hacer que mi cerebro reaccionara como era debido y corresponder a mi acompañante cuando una voz amistosa me trajo de nuevo en mí, alzando automáticamente mi rostro para clavar mis ojos castaños en un mirar azul que yo ya conocía muy bien. Un ligero jadeo escapó de mis labios sin que pudiera evitarlo- ¡Raffaele! -exclamé, anonadada. Varios sentimientos hicieron acto de presencia en mi expresión: primero la sorpresa dominó por completo mis facciones, instantes después la alegría e ilusión infinitas de verle una vez más... para que después una sombra de pesar cruzara en mi mirada, la cual tuve el acierto de tratar de aparentar desviándola hacia el piso y permitiendo que el fleco cubriera parte de mi rostro.
Mi corazón se había acelerado de sobremanera ante la presencia del estudiante de teatro, sin duda me hacía sumamente volverle a ver y contemplar esa sonrisa cautivante, sobre todo saber que se encontraba tan optimista como siempre y en perfectas condiciones. Sin embargo no podía dejar de pensar que mi presencia probablemente resultaría extraña para el recién llegado, en que algo había yo hecho mal para que él repentinamente se hubiera distanciado sin yo comprenderlo. Había sido tan amable conmigo siempre y... de un momento para otro dejé de saber de él. La culpable había sido yo, sin duda, algo en mí que había desagradado al ojiazul. Su distanciamiento había resultado más doloroso de lo que cualquier otra cosa me había lastimado antes. ¿Estaba bien que él estuviera allí? ¿Estaría por compromiso de saludar? Seguía irradiando aquella seguridad y alegría tan habituales...
Mis mejillas se tiñeron automáticamente ante el cumplido de Raffaele; aguardé el aire un momento antes de atreverme a levantar el rostro una vez más, sonriéndole.
-G-gracias... -musité quedamente, sin tener el valor suficiente para encararle directo a los ojos- Tú realmente te ves espectacular... siempre -mi voz casi se pierde entre el bullicio de nuestro alrededor, sin embargo estaba siendo totalmente sincera con lo que decía. Entrelacé mis manos y con renovadas energías traté, una vez más y exitosamente esta vez, de mirarle directamente a los ojos- Me alegra mucho verte y saber que estás bien, creía que... -no pude continuar. Deseaba confesarle mis temores, pero a la vez un nuevo miedo a ser rechazada me hizo enmudecer. Desvié la mirada y fue entonces cuando me percaté del extraño comportamiento de Nikolas, quien se había colocado detrás mío. Ambos hombres parecían ya haberse presentado con anterioridad, pero no me fue del todo desapercibida cierta tensión por parte de mi inicial acompañante- No sabía que se conocieran. Nikolas estaba pidiéndome que bailara con él, pero... sé de antemano que no es dado a esta clase de eventos y... no quiero ser una molestia. Yo hubiera podido bailar con él en cualquier otro momento, cuando se sintiera más cómodo... -mis mejillas intensificaron su calor al recordar las últimas palabras dichas por el chico disfrazado de reno cuando aún estabamos a solas.
No sabía qué más decir, trataba de buscar algo qué comentar para tratar de aligerar el ambiente con ambos chicos cuando una bella joven se acercó a Raffaele y le entregó un obsequio. La observé, anonadada, cuando esta se retiró una vez cumplida su tarea y volví a fijar mis ojos en el perfil del actor, aún sorprendida. Gracias a eso recordé algo de súbito.
-¡Es cierto! Los obsequios del intercambio... -sentí enrojecer cuando tomé el pequeño paquete que llevaba conmigo- y-yo... -miré a Nikolas, sumamente nerviosa a tal grado que mis manos temblaban ligeramente. Le tendí el obsequio con temor a que fuera de su desagrado- Feliz navidad. Yo... realmente no soy buena, por lo que seguramente está feo, aún así... tengo la esperanza de que pueda gustarte, lo siento...
En cuanto le entregué el regalo, mi atención se centró en Raffaele y, aunque la vergüenza y los nervios no desaparecieron, una cándida sonrisa sincera asomó a mis labios al fijar mis ojos castaños en los azules de él.
-Feliz Navidad...


Ábreme:


¡Agrrrrrr! ¡Perdona por arruinarte tu canción preferida! Estoy segura de que quedó horrenda, aunque otras personas opinaron que estaba bastante bien... así que daré por sentado que está lo suficientemente decente como para dártelo de obsequio, lo siento u,ú
Lee la descripción para mayor información~~
¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!


~*~ DAR CLICK A LA IMAGEN ~*~



¡Sorpresita Extra!:
avatar
Marina Valentine


Mensajes : 63

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Lancer el Miér Dic 30, 2015 6:36 am

Después de llenarme bien el culo de comida, y petar con un poco de vino, me dirigí galante sobre el enorme árbol de navidad. Admiré a mis alrededores, algunas fulanas cuchicheaban y se reían de mi disfraz. Me guiñan el ojo.

Serán guarras. Le sonreí por cortesía, y les saqué la lengua en un gesto obsceno que sólo una mujer que fue chupada por el coño entendería. Se sonrojaron a más no poder y se marcharon intranquilas desde la zona del pubis. Carcajeé y negué, dejando mi regalito de amigo invisible por ahí para que el dichoso lo tomé después.

He hecho mi parte… Ahora a pulular otro ratico por aquí, hombre. Después me largaré a algún antro, que las putas extrañan mi calor y mi dinosaurio.



Spoiler:
Señorito Alvaro, no le conozco demasiado ni tampoco he roleado contigo, pero, aquí va un regalito desde el fondo de mi corazón (?)


Código:
[img]http://i.imgur.com/Oyj2zwn.png[/img]
avatar
Lancer


Mensajes : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Nikolas Loreto el Jue Dic 31, 2015 1:01 am

Dejo escapar un suspiro, la verdad es que no se esperaba tener que hacer algo como eso, pero su cuerpo se había movido solo, se había dirigido hacia Marina y le había pedido que danzaran juntos, justo después de decirle lo mucho que detestaba ese tipo de fiestas, pero ella... Ella era alguien por quien valía la pena hacer cosas que normalmente no harías ni aunque te pagaran. Esperaba que Marina le diera una respuesta, quizás estaba tan sorprendida como él por su petición, Nikolas aun no podía tragarse que le hubiera preguntado lo que se moría por escuchar. Habían tenido una especie de cita, una cita muy extraña que ni siquiera había sabido que era una cita al inicio. Estaba apunto de gozar de una respuesta de aquellos dulces labios cuando apareció él. Era el joven con quien había elaborado la obra de teatro, a quien había apoyado con sus conocimientos para realizar un trabajo impecable y quien había descubierto, tenía sentimientos similares a los suyos por Marina.

Pero, eso no fue lo que le dejo impactado, fue la reacción de la misma Marina lo que había pintado una línea imaginaria en Nikolas alrededor de ellos. El rubor en sus mejillas le había dejado una mala impresión. ¿Marina gustaría de un sujeto así? Nikolas bajo la mirada, hacia su ropa, hacia su apariencia. Casi podía reír de lo irónico que era aquello. ¿Por qué Marina querría a un chico como si mismo? Un chico aterrador, depresivo y algo tétrico. Comparándose con Raffaele, tenía sentido no gustarle a Marina. Él era guapo y pulcro, seguramente se bañaba dos veces al día; su cabello brillaba y diablos... ¿Alguien había notado como actuaba? ¡Era como un ángel! Tenía sentido, porque comparado con él, solamente era un muchacho depresivo a quien Marina intentó curar. Se colocó a las espaldas de Marina, intentando escapar de la situación, no quería interferir más.

¡N-no es necesario que le digas eso!— Exclamó con la cara enrojecida. No quería que su competencia supiera lo ridículamente estúpido que era. Cuando escuchó lo de los regalos de navidad, pensó que era su oportunidad de escapar. Por fin, así podría ir a buscar al chico que le tocó y darle el regalo que tenía que darle y todos serían felices. Pero, algo le detuvo. Era Marina, su voz, su presencia. Le dijo algo que le dejo completamente anonadado, tomó el obsequio entre sus manos y por fin le estaba dando honores a su disfraz, porque su rostro estaba completamente rojo.—M-muchas gracias.— Abrió la caja algo emocionado, como un niño en navidad y volvió a cerrarla para meterla en su traje y darle un abrazo rápido a Marina.—Gracias, Marina. Vuelvo de inmediato, iré a dejar mi regalo...— Le soltó del abrazo, dándole un sonoro beso en la mejilla.—Recuerda... Tu primer baile es para mi. ¡Ya vuelvo!— Sin más, salió pitando del lugar. Necesitaba encontrarlo y volver con ella.

Se acercó al joven de cabellos verdes, con nerviosismo en la mirada. Dejó escapar un suspiro de nerviosismo antes de darle un toque con el dedo en el hombro.

D-disculpa. Me tocó darte un regalo, Eh.. ¿Larrence? — Sus mejillas arrebolaron.—¡Espero que te guste! Aunque es un poco soso.— Exclamó, ofreciendo la cajilla.

FELIZ NAVIDAD:

Código:
http://i68.tinypic.com/wmo4rn.png
avatar
Nikolas Loreto


Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Larrence O'Brian el Jue Dic 31, 2015 2:07 am

¿Por qué? —Alejó un poco aquella guadaña de su cuello. ¿Ahora que le decía? ¡No estaba listo para que le arrebataran! ¡Pero él tenía que ganar eso! ¡Sí, sin duda!— ¿Porque las almas de las diablesas tienen mejor sabor? —Sí, se lo había cuestionado, como si aquello no le acabara de encajar. Miró a Andy... ¿Comerse el alma de un vampiro? Como que no le acababa de encajar— O quizás me quede con el alma de... —Miró hacia el demonio que tenía su compañera de grupo como esposo y, lo primero que leyó en su mirada fue un claro letrero invisible de: "PELIGRO: PERRO RABIOSO"— No, mejor no~ Pero dime, Tasha ¿Lucy es un perro? Será mejor que lo dejes estar, podría rebelarse contra su ama —Claro, algo podía estar imaginándose... Como que aquél esposo suyo fuera el tal Lucy ¡Pero no era su culpa que Natasha le diera en aquél momento nombre de perro! Y claro, él no podía ser corrido de casa al no vivir con ellos y, claramente, siempre podía fingir que él de Lucy y del ser rabioso no sabía nada, claro, fingir ingenuidad... Claro... Larrence un ingenuo... ¡Pero eso no importaba! Estuvo tentado de apuntar con su guadaña al demonio, pero al mirar de reojo cambió rápidamente idea y decidió fugarse de la escena en espera de que la marea se calmara— Pero esta noche seré una especie de Shinigami que trae regalos, así que... Ya vuelvo —Pero antes de eso se inclinó hacia Tasha, levantando una mano como si pretendiera que nadie más le escuchara, realmente esa era su intención— Deberías darle más chocolate a Lucy, parece algo amargo...Por no decir amargado. Susurró, tan bajo que se aseguró que solo ella lo escuchara. Claro, si alguien más lo hacía sería un problema.

Ahora sí, ya vuelvo~ —Se volvió a incorporar y, con un 'amistoso' gesto de su mano se despidió de aquellos tres. Pero ¿cuál fue su sorpresa al percatarse que alguien lo estaba llamando? Desvió su verdosa mirada hacia un muchacho de cabello oscuro y claro nerviosismo... ¿Quizás tímido? Sí, debía ser eso. ¿Y lo que le ofrecía que era? ¿Un regalo? Y sí, en sus facciones se vio una clara sorpresa y es que claro... Teniendo en cuenta su vida, Larrence no era alguien que solía recibir regalos y así, uno de golpe, casi, casi le ilusionó. Tomó la cajita con una honesta sonrisa en sus labios— ... Gracias... —Acabó pronunciando, en un tenuo susurro, después de todo, que una palabra de agradecimiento saliera de sus labios era tan peculiar... Seguramente las personas que realmente lo conocían bien se habrían sorprendido al escucharlo, por eso fue que lo dijo en un susurro. Sucesivamente, volvió a inclinarse hacia aquél muchacho, pero, solo para dejar un pequeño beso en su mejilla, cerrando sus ojos y todo. A continuación, dio un paso hacia atrás— Feliz Navidad, entonces —Le resultó extraño decir eso, pero siguió adelante, hacia el enorme árbol de navidad pues tras mirar a su alrededor y no ver a nadie que correspondiera a la persona a quién debía dar un regalo, simplemente lo dejó bajo el árbol, junto a otros cuantos que ahí habían sido dejados.




Regalo para Micha
Spoiler:
Bueeeno... Para empezar déjame decir que... ¡Soy reeealmente mala para las firmas! x''D
Así que, no te esperes naaada demasiado hermoso... Pero... ¡Me esforcé en dejarla aceptable! Cualquier queja me dices por MP y te regalo galletas como compensación~ xD

Spoiler:

Código:
[IMG]http://i68.tinypic.com/rr2mti.jpg[/IMG]


Código:
[IMG]http://i67.tinypic.com/5uitue.jpg[/IMG]

avatar
Larrence O'Brian


Mensajes : 44

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Alvaro Garay el Jue Dic 31, 2015 9:29 am

Bueno, esa contestación por parte de aquella chica le hizo gracia, y en sus labios no tardó en mostrarse una curvatura en una de sus comisuras como indicante de aquello. Mira por donde...él se pensaba que sólo iba a ser una modelo tontita como las que solía haber....pero quizás la había subestimado. Y eso, le divirtió. ¿Podría divertirse de aquella situación a su costa? Por intentarlo no perdía nada...de todas maneras, no parecía haber por ahora nada más interesante por allí. Así que...simplemente le siguió el juego al ver que estaba intentando mofarse.- Ah...no te confundas, yo vengo de infiltrado -le contestó a aquello con una encantadora sonrisa y, con mayor descaro aún, le guiñó un ojo para acomodar más aquella burla interna a todos aquellos nobles estúpidos, arrogantes e hipócritas a la que iba dirigida.- Me camuflo a la perfección entre ellos~ Pero...quizás debería de ir promocionando las entradas al espectáculo. Podré dormir bajo techo por una vez si vendo bien~ -y ante esas cómicas palabras, dio una pequeña palmada, completamente teatralizada, en un intento de fingir mostrar una ilusión que ni de lejos sentía, claro estaba. Pero al parecer, su chaqueta sería paseada por allí, ya que aquella chica, aunque estaba diciendo que no, acabó por llevársela mientras se dirigía a las bebidas con esas irónicas palabras. Y ante aquello, Alvaro dejó escapar una risa en bajo, alzando su mano para apoyarla sobre su mentón con una media sonrisa, mas no contestó, se limitó a verla ir.- Quizás después...

Aun así, su interés en ese momento fue el espléndido y brillante árbol de navidad que había allí y al que no tardó en dirigirse para quitarse el embrollo de encima de entregar ese regalo, buscando el susodicho en el bolsillo de aquellos peculiares pantalones a rayas. Dejó la cajita adornada con un pequeño llavero que se asemejaba a una colita de zorro en miniatura, pues por lo que había buscado vagamente de la persona tocada, sabía que era uno, por allí, sin demasiada preocupación en realidad de si se vería o no, total...él había cumplido, que su 'amigo invisible' se tomará aquello como un juego de 'buscar huevos de pascua' aun cuando no fuera temporada de ello.

Y a pesar de todo, en el momento en que estaba dejando su regalo, fue cuando vio uno dirigido a su persona, así que parpadeó unos instantes mientras extendía su mano para cogerlo y observarlo unos instantes antes de sonreír y guardarlo en su bolsillo.- Feliz Navidad a ti también, amigo invisible -murmuró para sí con cierta gracia antes de dar media vuelta, aunque cuando lo hizo vio una figura que ya le sonaba de antes. Ese chico de pelo verdoso...lo conocía de algo... si, si, estaba seguro. Y...bueno, Alvaro es Alvaro, así que con completo descaro y disimulo a su vez, se acercó a aquel chico que portaba una guadaña y, al pasar a su lado, enganchó en un rápido y preciso gesto al punta de aquella capucha que llevaba y tiró hacia atrás para quitársela de encima, mas no detuvo su andar, si no que siguió caminando, aunque si se tomó la molestia de girar su rostro para mirar al otro por encima del hombro y sacarle la lengua en un pícaro gesto, guiñándole el ojo poco después.

Y tras aquello, su principal objetivo fue el ir a por su chaqueta y...¡mira! Sin complicaciones, allí estaba o estaba llegando, donde había dicho, en la zona donde estaba puesta una variedad de aperitivos y bebidas disponibles para los comensales. Ya podían ser así todas las cosas y personas, que estuvieran en un lugar y que al buscarlas se mantuvieran en su sitio. Y a pesar de ver que parecía estar acompañada, no le dio importancia alguna. Total...él iba a por lo que era suyo, ¿o no?

- Anda, la flor del desierto~ -fue su saludo tras ponerse al lado de ella y dedicarle una sonrisa risueña- ¿Seguirás teniendo en tu posesión mi chaqueta o crees que sobrevivirás en el invernadero en el que te han metido? -bromeó poco después, aunque...en cierto momento su mirada magenta se dirigió hacia aquel hombre que iba vestido de monje oriental peregrino.- Espero no haber roto la imagen que se esperaba de ella, señor monje, pero a veces hay que ocultar para ver más allá -y con ese 'encantador' comentario fue con lo que se presentó aquel extrambótico chico que era Alvaro.


Regalito navideño for Evan~:

Bueno, ya sabes que soy mil ceros a la izquierda en cuanto a firmas y avas se trata (?) así que...yo te doy la base y tú te las arreglas, si? Creado de cero de mi para ti~

Código:
http://s27.postimg.org/kfloxfjhv/Untitled_1.jpg


Gracias por el regalito, Lancer~ I like it~



More~:
avatar
Alvaro Garay


Mensajes : 104

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Raffaele Vecchierelli el Jue Dic 31, 2015 9:44 am

No culpaba a Nikolas por su reacción, si él hubiese estado en su lugar lo más probable es su reacción habría sido muy similar, después de todo… ¿quién no se espantaba cuando lo atrapaban en medio de una declaración? O fuerte propuesta como mínimo. –Sí, ha pasado bastante desde la última vez que nos vimos. – dijo a su amigo. Raffaele sufría un tremendo debate interno pero nada podría evitar que escuchar su nombre en la voz de Marina le sentara de maravilla, esa sí que era una buena navidad… Asintió ante tal pensamiento, todo le había parecido muy ameno a pesar de las complicaciones de las circunstancias hasta que notó un repentino cambio en el semblante de la señorita.

¿Qué ocurría? De golpe algo le supo amargo pues una idea se hacía de lo que podría estar incomodando a la estudiante de danza. –Muchas gracias, mi hermana lo escogió por mi. – así que el crédito era de ella. Sonrió desde luego por el cumplido aunque el sentimiento de culpa no había abandonado todavía su persona. –Siento haber perdido el contacto… Los asuntos familiares me han comido casi literalmente. – explicó muy vagamente mientras se rascaba la cabeza. Dudaba que hablar sobre los problemas de sus padres fuese lo más adecuado en ese momento, estaban en medio de una fiesta, no en una sesión de actualización dramática.

-¡Ah! tuvimos la suerte de trabajar juntos para un proyecto escolar hace no mucho.- dijo mirando curioso al reno que intentaba sin mucho éxito ocultarse detrás de Marina. Después escuchó la explicación de lo que estaban haciendo justo antes de que él los interrumpiera. Así que… invitándola a bailar… pensó divertido el espiritual, llegando a la conclusión de que si no ponía más empeño, le iban a robar a la doncella. Al respecto iba a comentar solo que una joven de atuendo revelador se le acercó. –Sí… s-soy yo. – respondió a la repentina pregunta, lo había tomado por sorpresa pero sus reflejos eran buenos y sin problema recibió el paquete en las manos. –¡Muchas gracias Señorita! Hasta la envoltura es genial… ¡Felices fiestas!!- deseó apresurado pues la chica ya se alejaba tras haber dado una reverencia que la hizo lucir muy adulta.

El fugaz intercambio de obsequios en más de una dirección lo dejó desorientado unos segundos, de un momento a otro resultó que Marina le daría regalo a Nikolas y no pudo evitar sentir algo de envidia. Pero seguro el que a Raffaele acababan de entregarle también era estupendo así que recuperó la sonrisa. Algún día esperaba volver a toparse con esa dama, mínimo para saber su nombre. –Bueno, no les quitaré más tiempo, seguro la pista los espera pero antes de que se vayan…– sacó el intercambio que él había preparado, él si que había sido afortunado pues el obsequio era para la bailarina que tantos suspiros le sacaba.

El envoltorio era transparente, dentro guardaba un trío de felinos. Firme y feliz lo extendió hacia Valentine –¡Feliz Navidad Marina!- le encantaba que ella lo mirara a los ojos, especialmente si la iniciativa venía de Marina –Espero que este año nos permita conocernos más. De verdad lo anhelo. – más que cualquier cosa en el mundo… En cuanto tuvo las manos libres dio un paso atrás y volteó hacia Nikolas. Lo meditó un instante pero en definitiva ese chico no se le iba a escapar. Tuvo que rodear parcialmente a la chica de sus largas noches pero finalmente se acercó al músico y un abrazo le dio por encima de los hombros. Bueno, con el brazo izquierdo lo atrapó al nivel del cuello pero claro que sin apretarlo demasiado, y con la otra mano le dio un amistoso coscorrón. –¡Felices fiestas para ti también Niko! Ya puedes llevarla a bailar, pero después de un par de piezas la raptaré para mi. – sincero, sincero. Que se fuera haciendo a la idea de la competencia romántica.


Spoiler:
Super atrasado!! perdón por eso, pero espero que te gusten. Ahora mismo te mando MP!


avatar
Raffaele Vecchierelli


Mensajes : 59

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Makoto el Jue Dic 31, 2015 8:02 pm

La fiesta de navidad sin duda para Tachibana era uno de los eventos que había estado esperando con ansias durante todo el año, se había pasado ya algunos meses pensando en que usaría para aquel día y sin duda fue toda una novedad para el cuándo anunciaron que se utilizarían disfraces. Aquello se le hizo algo muy creativo y novedoso por parte del instituto, claro que aquello descarto varios de las opciones que había pensado usar para tal evento.

Aquel tipo de festividades eran muy importantes para la familia Tachibana por lo que Makoto sabía que no iba a poder estar presente durante el evento escolar y lo más probable era que llegara hasta el final del mismo, lo cual en cierta forma fue lo que ocurrió ya que cuando el joven de cabellos castaños cruzo la entrada del salón se percató de que ya se encontraban en pleno intercambio de obsequios. –Parece que llegue justo a tiempo- Lo último que deseaba Tachibana era que la persona que le había tocado en dicha dinámica se quedara sin obsequio.

El atuendo que eligió para aquella velada fue un traje de la marina que había conseguido gracias a un almirante que era muy cercano a la familia y aprovechando el viaje para pasar las fiestas con la familia se lo pidió como favor, era un estilo un tanto serio para un chico tan alegre como Makoto pero era algo muy funcional para la temática de la fiesta. –Veamos ¿dónde está?- El lugar ya se encontraba repleto y los aromas inundaban cada rincón, tuvo que recorrer varias partes del salón para encontrar a la persona a la que le iba a entregar el presente.

-Muy buenas noches, espero que este pasando una excelente velada señorita.-
Se quitó el sombrero de marino con la mano derecha para ponerla a la altura de su abdomen y la izquierda donde se encontraba el obsequio detrás de el a la altura de su espalda baja, realizo una pequeña reverencia a modo de saludo –Mi nombre es Tachibana Makoto y soy su Santa Claus secreto.- se incorporó de nuevo, coloco el sombrero en su lugar y con ambas manos le hizo entrega del obsequio –Feliz Navidad- le susurro amablemente al oído mientras se retiraba y dejaba que la chica siguiera su camino.

De: Makoto Para: Odette:



avatar
Makoto


Mensajes : 57

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Le Muse el Vie Ene 01, 2016 7:37 pm

Una joven de hermosa cabellera rubia platinada y diáfano vestido blanco entró en la estancia, portando en sus manos dos pequeñas cajas decoradas con papel rojo y listón dorado. Nadie de los allí presentes le prestaba ni la más mínima ateción, cosa que lograría hacer que su misión de entregar aquellos obsequios fuera mucho más sencilla. Se camuflajeó entre los invitados y se encaminó hacia el alto árbol que se encontraba al fondo de la estancia, pero visible para que todo el público pudiera contemplarlo. Sonrió sutilmente al llegar allí y subir su mirada lentamente desde la base hasta la punta, la cual era adornada por una viva estrella de cándidos colores. Su vista celeste se quedó allí, clavada por unos momentos antes de ponerse en cuclillas y depositar ambos paquetes al pie del árbol, junto a los demás. Los dueños de estos tarde o temprano pasarían a por ellos, y como los realizadores no habían tenido la oportunidad de entregarlos por sí mismos, había sido deber de ella ahora hacerlos llegar a sus destinatarios. Esperaban que pronto se percataran de sus obsequios.

Volvió a alzarse, contempló una vez más los dos presentes, ahora en el suelo, y asintió satisfecha consigo misma, contagiada también por el festivo ambiente que la rodeaba. Miró a su alrededor, deleitándose con todo lo que sus celestes ojos veían y con una leve reverencia dedicada a nadie en específico, se retiró de allí tan silenciosamente como había llegado. Una vez que desapareció, nadie sabría que alguna vez ella estuvo allí.





De Evan Amattore para Lancer:

¡Feliz Navidad!
-aunqueseasupertarde-

Código:

[img]http://i.imgur.com/O1E1MUY.png[/img]



De Micha Bähr para Makoto:

¡Feliz Navidad!
-le brinca encima-  -?-

Código:
[img]http://i.imgur.com/WROxRux.png[/img]





"Cualquier Duda o Sugerencia, estamos a tu servicio"
¡Diviértete!
avatar
Le Muse
Admin

Mensajes : 91

http://idarion-terra.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Marina Valentine el Lun Ene 04, 2016 1:19 am

Quedé anonadada por el repentino abrazo y beso que me brindó Nikolas, cosa que se vio reflejada en mi expresión de sorpresa y en el automático sonrojo que apareció en mis mejillas. Era la primera vez que alguien me demostraba tal efusividad hacia mi persona, pues ni siquiera mis parientes me consideraban digna de una muestra de cariño por compromiso. Parpadeé y miré al pelinegro de ojos rojos, incapaz de reaccionar de la manera rápida como a mí me hubiera gustado.
-E-está bien... -musité quedamente, mirando por encima del hombro para ver cómo este marchaba rumbo hacia una persona desconocida. Por un segundo olvidé que Raffaele también estaba allí, por lo que me obligué a enfocar su persona cuando su voz atrajo mi atención. Una sorpresa más que sumarle a la velada, aquel grandioso obsequio que se me ofrecía a manos de aquel chico que tanto admiraba. Contemplé el regalo con asombro, después dirigí mi mirada a los ojos azules de él, denotando confusión en los míos castaños. Hasta que al fin, tuve el buen acierto de tomarlo, sin desviar aún la mirada de la de él y forzándome a entender lo que el estudiante de teatro me decía. ¿De verdad quería conocerme más? ¿No estaba... defraudado? En cuanto a mí, eso era un sueño que aún creía que no merecía tener, pero que no rechazaría si se me estaba brindando la oportunidad de pasar más días con aquel chico en especial. Sólo esperaba no... decepcionarle- Yo también lo espero, Raffaele -repliqué, sonrojada pero segura de lo que decía, obsequiándole una cálida sonrisa. Si la vergüenza no hiciera mella en mí, problamente me hubiera atrevido a darle un sincero abrazo para sellar dicho pacto, sin embargo no podía dejar de ser una cobarde y por lo tanto, no lo hice- m-muchas gracias, es hermoso...
Abrí los ojos cuando le vi marchar, repentinamente sintiendo temor. ¿Y si sólo había hecho acto de presencia para entregarme aquel lindo obsequio, por obligación, y dicho aquello por compromiso, para después desaparecer e ir con quienes realmente deseaba estar? No sería extraño que aquel chico tan seguro de sí mismo y grandioso, contara con infinidad de amistades más interesantes que yo. Claro, ¿qué podrían ver Nikolas y Raffaele en mí? En mi clase, no era más que la patita torpe... Negué para mí misma, tratando de sacar esa clase de conclusiones de mi mente. No iba a permitir que mi pesimismo y falta de seguridad en mí arruinaran tan especial evento, el cual tenía la fortuna de compartir con dos personas que se habían vuelto sumamente importantes en mi vida. Confiaría en ambos, aún si terminaba herida en el proceso... no dejaría de confiar en los dos, en Nikolas y Raffaele. Porque ellos se lo merecían.
Por lo mismo es que me obligué a no tomar del brazo a Raffaele y pedirle que no se fuera, que se quedara a mi lado y no me dejara sola. Le permití marchar aunque en el fondo realmente deseaba que no se fuera, ninguno de los dos. Había dicho que regresaría, ¿cierto? Creería en esas palabras. El brazo que ya había extendido para retenerle volví a contraerlo hacia mi cuerpo, cerrando el puño y apoyándolo con suavidad contra mi pecho mientras contemplaba a ambos chicos tratarse tan amistosamente. Una suave sonrisa asomó a mi rostro y retrocedí un poco, lo suficiente para ser capaz de estar cerca de uno de los grandes ventanales y así mirar al exterior, específicamente hacia las estrellas. Pestañeé un par de veces, contemplando hacia las alturas y manteniendo aquella sutil sonrisa en mis labios.
Que maravilloso sería si los tres pudieramos ser amigos y estar así por siempre...


Off: ¡No había visto la imagen de los tres gatos! Me morí de amor ♥ ¡Son adorables!
avatar
Marina Valentine


Mensajes : 63

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Odette Chrysomallis el Lun Ene 04, 2016 6:33 am

Cuando iba de regreso a donde Dante me esperaba, antes de coseguir dicho objetivo fui abordada por un joven que iba disfrazado de... ¿Almirante de la marina? Mis ojos almendrados lo observaron con desconcierto.
-¿Ah? Claro, y de igual manera espero que esté pasando una grata velada... -respondí con protitud, adquiriendo aquella educada diplomacia que tan bien dominaba. Le dediqué una cortés sonrisa mientras internamente me preguntaba qué desearía aquel muchacho en cuestión de mí... hasta que me extendió un obsequio hermosamente envuelto. Mi cerebro no tardó más de dos segundos en asimilar la información obtenida de los acontecimientos y comprender qué estaba pasando- ¡Ah! Mi 'Santa Claus secreto', por supuesto -tomé el obsequio y le obsequié una cálida sonrisa sincera- Muchísimas gracias, estoy segura de que me encantará -no lo abrí en ese momento puesto que el otro no me había dado autorización para hacerlo, pero con sólo ver la envoltura estaba convencida de que el interior sería igual, o más, de espectacular. Definitivamente cuadraba con mis gustos- Feliz Navidad, señor Tachibana, y que tenga un muy próspero año también -me despedí, haciendo una grácil reverencia en respuesta a la que él me había dirigido y continué mi rumbo hacia mi prometido, mirando por encima de mi hombro para dedicarle, una vez más, una sutil sonrisa al chico.
Pero no todo podía ser de color de rosa, y cuando apenas había llegado a lado de Dante nuevamente y me disponía a darle un trago a mi bebida antes de encaminarnos a dar una vuelta por el lugar, aquel mote dicho por esa peculiar voz se hizo oír y me lo recordó. Claro, se me había olvidado el insignificante detalle del 'bufón'. Volteé a verlo por encima del hombro y enarqué de forma elegante una ceja mientras le dirigía ahora la palabra a mi acompañante. Una sonrisa burlona apareció sin poder evitarlo, ante el descaro y confianza que mostraba el de cabello verde de buenas a primeras.
-¡Ah! Eres tú -exclamé al fin, dándole el trago planeado a mi bebida como inicialmente había pretendido- no sólo eres payaso, ¿también trabajas de ilusionista en tus ratos libres? Apareces y desapareces como por arte de magia, lo cual me hace creer aún más que, efectivamente, fuiste sacado del circo -dejé mi copa casi llena en su contenido sobre la mesa de aperitivos y de un rápido movimiento me quité la prenda ajena para colocársela sobre un hombro al verdadero dueño-. Lo siento, pero 'esta flor' no necesita de ser ocultada... Te hace falta más a ti, pero agradezco el interés -no tuve ningún reparo en tutearle, en vista de que él también lo hacía conmigo. Además, no era como si me interesara mucho la clase de opinión que pudiera generarse una persona tan extrambótica como el espécimen que tenía ante mí; si a leguas se podía apreciar que el chico sólo quería divertirse a costa ajena y no más. Apoyé una mano en mi desnuda cadera y le dediqué una mirada de interés, entornando ligeramente los ojos- y dime, señor bufón, ¿has podido vender bien las entradas del espectáculo al circo de los ricos? Sería una lástima que no consiguieras tus propósitos y tuvieras que verte desamparado a la hora de dormir -comenté con melodiosa voz, retomando parcialmente el tema que, hasta hacía unos momentos, habíamos tocado.
avatar
Odette Chrysomallis


Mensajes : 115

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Natasha Leisser el Lun Ene 04, 2016 8:58 am

-Ah, el señor Desconocido andante se fue... -exclamé al fin, percatándome de que el joven de cabellera pelinegra se disculpaba y huía de la escena. Claro, ¿cómo no? ¡Si mis acompañantes eran unos locos! Si pudiera, yo también me iría de allí... pero por otras razones distintas, como la de evitar que Gerhard se autoenviudara...- lo asustaron -reclamé, fijando mi rojizo mirar en los ojos violeta de aquel que era mi compañero de andanza, sin embargo no podía desviarme demasiado tiempo de la conversación o si no mi otro compañero de banda me ganaría la partida- ¿Perro, dices? -aparté la guadaña del sujeto en cuestión y le encaré con mal talante- ¡Lucy no es ningún perro! ¡Es MI Lucy! -sin más alcé la mano que tenía agarrada de Gerhard para dar énfasis a lo que me refería- y está muy bien entrenado, permíteme que te lo diga... ¿lo ves? ¿Ves esa expresión de 'os daré de ostias de dos en dos hasta que salga impar'? Pues bien, realmente está usando todo su autocontrol para no atacarte a la yugular hasta que yo no se lo diga... -no, más bien estaba utilizando todo su autocontrol para no desollarme viva, pero sabía que no podía o sería llevado a la cárcel~
Pestañeé con incredulidad cuando Larrence se excusó también. ¿Que se iría a entregar regalos? ¡Ni que Mahoma en ropa interior! Ese estaba tratando de huir de la situación, ¡agárrenlo que se les escapa! Sin embargo quedé completamente anonada ante el susurro quedo, sólo dirigido a mí, del cabellera verde sobre mi oído. Por un momento no supe relacionar a qué se refería, pero después... lo entendí. Parpadeé y miré de reojo a Gerhard, el cual estaba allí sin explotar de puro milagro... Bueno, si llegaba a suceder una catástrofe de ese estilo, a falta de extinguidores el ponche podría ser un buen sustituto.
-No me creas... pero siento que quiso decirte amargado... -acusé al vocalista ante mi esposo, creyendo que de esta manera la ira contenida del ajeno y que seguramente se concentraba en mí, pasaría a ser víctima alguien más. Seguí al primer aludido con la mirada, percatándome de una curiosa escena que segundos después me dejó impactada. No sólo le habían dado un regalo a mi compañero, sino que también este había agradecido el obsequio con un... ¡¿un beso?! Me sonrojé al instante y volteé a ver a Andy al instante- ¿Lo viste? ¡¿Lo viste?! ¡Lo besó! ¡Larrence nos cambia por un muchacho! ¡Ey, eso no es justo! ¡Yo también quiero un regalo! Larrence, ¡dame tu regalo! -casi tuve el impulso de salir corriendo tras este y hurtarle lo recién recibido, como buena Robin Hood porque... claro, yo también quitaba los tesoros ajenos para los más necesitados... para la necesitada de mí, sin lugar a dudas. Pero me obligué a quedarme allí porque de inmediato recordé que tenía una misión que cumplir en ese momento- ¡Ah! Pero antes, cierto... -me separé un momento de mi marido, sintiendo el aire que respiraba menos intoxicado por el veneno que distalaba su sulfúrica aura, y con una randiante sonrisa me acerqué al vampirito- ¡Feliz Navidad, Andy! -le extendí un grueso sobre y deposité el mismo en las manos del pelinaranja antes de abrazarlo estrujadoramente- es la última fotografía que nos tomamos juntos, la mandé a enmarcar con mucho cariño para ti... así que más te vale que la pongas en un lugar digno de tu departamento, ¿vale? -le advertí antes de guiñarle el ojo traviesamente- Y por supuesto que la oferta de la sangre sigue en pie~ -canturré divertida antes de girarme hacia mi marido y tragar saliva. Bien, allá íbamos~ Fingí que no era conocedora de su instinto asesino y saqué de igual manera un pequeño paquete para él mientras me posicionaba frente al pelimorado, a muy escasos centímetros- por supuesto que también tengo algo para ti -deposité el obsequio en sus manos con una de las mías, mi brazo disponible fue a rodear el cuello ajeno para velozmente atraerlo hacia mí y robarle un cálido beso. Mi corazón se aceleró y mis mejillas enrojecieron. Podía estar toda la velada saboreando de aquella sensación, pero... no podía porque sabía ya que Gerhard odiaba cualquier contacto conmigo, y no lo iba a torturar ni dar pie a que me rechazara. Así que tan rápido como lo besé, interrumpí el contacto de nuestros labios- Feliz Navidad, Gerhard... -musité con suavidad cerca de su rostro, con la respiración un poco agitada por los nervios, y me aparté definitivamente- ¡Ah! Te recomiendo que no lo abras ahorita, al menos que quieras que Andy se entere que necesitas de viagra... -bromeé y de un brinco me posicioné detrás del guitarrita para protegerme de las represarias que el pelimorado podría tener en mi contra.
No se trataba de medicamento para la impotencia ni mucho menos, sino de un pequeño recuerdo... Una fotografía que había encontrado en uno de los albums de mi casa en la última visita a mis padres, una donde nos mostraba a mí y a Gerhard de niños y que seguramente mi madre había tomado sin que nos diéramos cuenta. Adherida a esta estaba otra imagen que yo misma había tomado a escondidas a mi esposo recientemente, como muchas de las otras que tenía sólo para mí.


Regalo para Andy:

Aunque no se puede ver la firma de la autora del dibujo, todos los créditos de este es para Yuu~ Yo sólo edité C=


Link= http://i.imgur.com/0zMrD30.jpg

Regalo para Gerhard:
avatar
Natasha Leisser


Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Nikolas Loreto el Mar Ene 05, 2016 6:40 am

Se sentía intimidado. No todos los días te encuentras con un chico perfecto que aparentemente quiere tener algo con la chica perfecta que te gusta. Si sumaban a Nikolas en la ecuación, la verdad es que no encajaba mucho. Como siempre se había dicho a si mismo, él estaba roto. Completamente roto. Y no podía ser sanado, a diferencia de otras personas que tenían la oportunidad de conocer el amor y olvidar todas las cosas que habían sido malas en el pasado, él no podía deshacerse de esos sentimientos, de esos pensamientos desastrosos que exigían su muerte, una y otra vez. Ellos dos, ellos dos parecían hechos el uno para el otro, a diferencia de él y Marina. Solamente, se veían como una buena amistad.

No mencionó nada más, no podía hablar nada en ese momento, no viendo algo tan poderoso como eso. Estaba completamente sorprendido cuando él le dio un regalo a Marina. Y al parecer ella estaba entusiasmada por saber que había sido de él, él no podía con eso. Por saber porque motivo se había alejado de ella, él no podía entender como alguien podría querer alejarse de ella por voluntad propia, así que seguramente se debía a que tenía problemas.

Se había sorprendido cuando Marina le dio su regalo, le había devuelto por completo las fuerzas para continuar luchando por ella, pero aun así, le desanimo que él le diera algo a ella. Él había pensado en darle algo, pero no había conseguido hacerlo como quería que quedara. Arrugó la caja en su bolsillo, quizás después de bailar, se animaría para dárselo. Se mordió el labio, detestaba saber que él y ella tenían algo, se mordió con demasiada fuerza, pero no pudo escapare cuando el joven le sujetó del cuello y le dio una especie de abrazo de amigos, eso dejó algo tocado a Nikolas, que nunca había tenido interacción parecida con nadie.

Eh… Bueno, pero no te aseguro dejarla. Así que, puedes buscar otra chica para bailar.— Quizás era lento para entender lo que pasaba.—Eh… Igual, feliz navidad para ti, Raffaele.— Sus mejillas se ruborizaron, no estaba acostumbrado a la sensación de tener amigos. Se retiró lejos de Marina, con la promesa de volver en unos minutos, no iba a permitir que nadie fuera sobre la chica que le gusta mientras él se distrajera con alguna persona desconocida.

Sinceramente, había sido todo un reto para Nikolas entregar su regalo. Todo eso de hablar con un desconocido y molestarle con el fin de darle un regalo de una fiesta que ni siquiera le gustaba… Todo lo había hecho por Marina, solamente para tener la oportunidad de regalarle algo, y al final… Había sido complicado hacer un regalo para alguien que no conoces, así que se conformó encontrando una linda bufanda para regalarle al chico desconocido, esperaba que le gustará, aunque era bastante impersonal. Niko nunca había sido bueno siendo personal con las personas, al menos había intentado darle algo y no solo un trozo de carbón. Como hablaba la tradición navideña de Santa Claus. Se ruborizó mucho más que antes, cuando aquel extraño depositó un beso en su mejilla, no se había esperado aquello.

N-no ha sido nada. Espero que le guste.— Expresó con nerviosismo. Corriendo hacia donde había dejado sola a Marina, después de todo el pequeño y tímido reno solamente estaba ahí por aquel ángel resplandeciente, solo por ella. Cuando volvió, no la encontró en la mesa de las bebidas, pero aun así continúo observando hasta dar con la inmaculada presencia de Marina, se había alejado para llegar a uno de los ventanales. Estaba mirando hacia las estrellas y no pudo evitar acercarse y rodearle el cuerpo con los brazos, formando un abrazo tímido hacia ella.—Me vuelves loco. ¿Podemos bailar?— Cuestionó, con algo de timidez en la voz, pero no le soltó. No estaba preparado para verle a los ojos, para que ella se diera cuenta de lo mucho que causaba… No estaba preparado para un rechazo.
avatar
Nikolas Loreto


Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Andrew Luhrmann el Mar Ene 05, 2016 10:18 am

Qué rápido cambiaba su ánimo con aquella mujer cerca. Era como...activar el resorte de las risas y despreocupación. Realmente...era muy cómodo y ameno estar en su compañía. Y ante aquella supuesta 'respuesta de ofensa' por parte de aquella diablilla, solo esbozó una amplia y traviesa sonrisa, cerrando sus orbes y dejando ver sus dientes, entre los que destacaban aquellos colmillitos que por sonreír asomaban por fuera de su labio inferior sutilmente- La idea no era ser adorable. ¿En qué me confundí...? ¡mgmf...! -sí, eso último intentó ser una queja ante aquel estrujamiento de sus mejillas- ¡Estas helada! Mala diablesa, deberías estar caliente -le soltó de golpe mientras alzaba sus manos para ponerlas sobre sus propias mejillas en busca de volver a hacer que fueran sensibles, aunque no estaba seguro si era por el estrujamiento o por el frío.

Pero hizo descender sus manos al ver como se acercaba a su rostro y, si no fuera porque conocía a aquella chica y sabía que nada podría pasar, realmente se habría asustado por esa cercanía y por las palabras tan...¿cómo definirlas? ¿Insinuantes? Podría valer. Pero eso era por algo evidente: Andrew le tenía fobia no solo a las multitudes, su subconsciente hacía que tuviera terror ante cualquier acercamiento con un significado dirigido hacia una índole sentimental o sexual. Y si en ese momento no se había apartado con su cuerpo temblando, era...por esa sencilla causa de que sabía que esa pelirroja nada le haría. O eso creía al menos, al fin y al cabo... era como su hermanita. Por eso, esbozó una sonrisa ladeada, casi llegando a parecer pícara y todo- Que generosa por tu parte, aunque de vez en cuando algo de locura no viene mal...pero la saciare conti... -aun así, no tuvo tiempo de acabar del todo ese seguimiento del juego, ya que parpadeó con cierto desconcierto al escuchar las palabras de aquel al que había mencionado antes.- ¡Wah! ¡Lo invoqué por mencionarlo! -soltó de golpe mientras daba un paso atrás, casi sin pensar en que podría ser grosero. Pero aun así, esa asesina mirada se borró de su pensamiento y rango de visión al ver tras la figura de su compañera una figura que reconoció. Ese era...? Y aun así, no dijo nada al respecto, como aquel peliverde que era también su compañero y vocalista de su grupo. Total...al poco rato vio como aquella...espera, ¿llevaba una guadaña? Eso estuvo a punto de hacerle reír, y solo alzó su mano par cubrir sus labios que asomaban una sutil sonrisa divertida al escucharle exclamar aquello. ¿Seguro que eso era una fiesta de navidad? A ese paso, parecería una de Halloween, entre vampiros, demonios y shinigamis... eso si, ahí había un autentico demonio, ese siseo cual víbora a punto de morder por parte de aquel 'Lucifer' realmente hizo que en su mente comenzara a replantearse el apodo. ¿Chacal? No, en ese momento parecía más un bastardo.

De ahí que, al escuchar aquella inquieta indicación por parte de su compañera que en ese momento estaba aferrada a la mano de aquel monstruo con cuernos falsos, desviará su mirada a un punto cualquiera del jardín, alzando su mano para llevarla a su nuca en un intento de fingir demencia.- ¿Quién? ¿Dónde, dónde? -por supuesto, el era completamente ajeno a los dementes pensamientos de esa pelirroja, y menos mal que lo era, a saberse como reaccionaría si supiera lo que se había imaginado. Y aun así, aquella 'amenaza' por parte de Tasha no supo si le hizo gracia o le preocupó dadas las circunstancias de que, realmente, aquel pelimorado no parecía estar en un humor como para irle llamando y tratando como un perro. ¡Eh, y no fue el único que pareció pensar en esa referencia perruna!- Sin duda, la rabia es mala...-murmuró en bajo tras oír aquellas palabras del vocalista, aunque se aseguró de ocultarlas bajo una fingida tos, aclarándose la garganta poco después mientras desviaba su mirada a otro lado, como si aquello no fuera con él...aunque realmente no iba con él en verdad. Pero parpadeó al escuchar aquellas orgullosas palabras por parte de la 'diablilla' hacia su marido-perro y...fue inevitable, un bufido escapó de sus labios que en realidad era una desesperada y silenciosa risa. Intuía...que si reía a carcajadas, lloverían esas ostias de las que hablaba ella. Y no, aun cuando él era algo explosivo, prefería evitar la violencia. Pero aquella risa se cortó al ver como aquel que era su compañero se escabullía de aquello con la excusa del regalo- ¡Traidor! ¡Nos dejas con el mal en persona! -exclamó, haciendo de megáfono con sus manos aunque...espera, ¡¿what?! Sus ojos se abrieron en sorpresa al ver esa acción tan...¿tierna? ¿Linda? ¡¿Qué demonios?! Relacionar el nombre 'Larrence' con esas descripciones era un tanto chocante, pero... ¡acababa de darle un besito en la mejilla a ese chico! era una acción remota, ya esta.- ¡Lo vi, lo vi! -exclamó poco después, mirando también a su compañera que parecía tan incrédula como él mismo. Mas ese estado cambió al ver como sobre sus manos quedaba un amplio sobre por parte de su querida compañera y...al ver que era un regalo para él tras escuchar esa felicitación, su mirada se entrecerró en una tierna mirada mientras sus labios esbozaron una cálida sonrisa, aun cuando un quejido escapó de sus labios con una leve risa al ser apretujado- Muchas gracias, Tasha -pronunció con honestidad. Aunque al ver que tras aquello la atención de aquella joven se volcaba en el que era su marido irritado, parpadeó al ver esa acción tan atrevida por su parte, pero...no tardó en girar un poco sobre si mismo desviando su mirada con la misma levemente entrecerrada. Bueno...era su marido, era lógico aquello, pero...en cierta manera...aquello le había incomodado un poco.

Off: ¡No volveré a dejar pasar tantos post por delante! D: que lío (?)
avatar
Andrew Luhrmann


Mensajes : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Marina Valentine el Dom Ene 10, 2016 8:15 am

Sumergida en la contemplación de las estrellas en el oscuro cielo y en mis propias cavilaciones, sumado a mi ya característica distracción, no fue entonces de sorprender que no me esperara la llegada de Nikolas, quien había optado por un acercamiento que me dejó anonadada y, ¿para qué negarlo?, sumamente avergonzada.
Abrí los ojos con asombro y estos resplandecieron aún más de lo usual, debido a la pena de tener el cuerpo del pelinegro tan cercano al mío. Mis mejillas serían perfecta competencia a las fresas que había visto en un recipiente, dispuesto en la mesa de bocadillos. Bajé la mirada y contemplé por un segundo, con el corazón acelerado, los brazos de mi amigo rodear mi cuerpo y sus manos en mi abdomen. Quise tragarme el nudo que se me había formado en la garganta pero me fue imposible, y lo único que atiné a hacer tras varios segundos de momentánea incapacidad de moverme, fue apoyar una de mis manos sobre las suyas, dibujando una tímida pero sincera sonrisa en mis labios, aunque ya sabía que mi acompañante no podría apreciarla.
-¿T-te vuelvo... loco? -musité al fin con voz ligera y un tanto temblorosa. Contuve el aliento y lo retuve por un instante antes de cerrar los ojos y soltarlo por medio de un sutil suspiro. A veces me sentía tonta de no poder comprender lo que los demás querían decirme entre líneas; ahora entendía perfectamente porqué mis compañeros de clases siempre me tenían por la patito del grupo. Y era verdad, carecía de muchas cosas que resultan atractivas para los demás. Era incapaz de llegar a los sentimientos ajenos, de mostrarles mi verdadero ser... Visto de esa forma, el carisma no contaba entre mi corta lista de virtudes... ¿Qué podrían ver unos chicos como Nikolas o Raffaele en mí? No podía leer el ambiente, sencillamente era una tarea imposible de realizar- No sé a qué te refieres... -volví a hablar, con el mismo tono de voz empleaño anteriormente; casi inaudible. ¿Sería algo bueno? ¿Malo? Sí, sonaba a que había hecho algo desagradable, en cuyo caso lo mejor sería disculparme apropiadamente- l-lo lamento, Nikolas, nunca pretendí hacer algo que no fuera de tu gusto -di un ligero apretón a la mano contraria, en la cual la propia se encontraba apoyada.
Tras eso me separé de él con suavidad, aún si eso significaba tener que cortar con aquel reconfortable abrazo, pero necesitaba mirarle directamente a los ojos. Nuestras miradas se cruzaron y por varios segundos guardé silencio, tratando de decifrar el enigma que siempre me había resultado Nikolas para mí. Aquellos ojos rojizos tan cautivantes y aterradores al mismo tiempo, esos mismos que hacía tiempo me habían dirigido una mirada de superioridad y desdén y que ahora me contemplaban de una forma que no podía comprender, pero que lograba provocar en mí un ligero estremecimiento y calor nacer en mi pecho. Esas suaves facciones varoniles distribuidas armoniosamente en su pálido rostro, enmarcado por un cabello tan negro como la noche más oscura. Hoy me había tomado el atrevimiento de detallarle de aquella forma, sin sutilezas, y si no fuera porque la preocupación era la que me instaba a hacerlo, seguramente ya hubiera desviado la mirada, roja de la vergüenza.
Parpadeé con ligereza, antes de asentir y volver a tomarle de la mano, sólo para guiarle hacia la pista de baile. Una vez allí, me coloqué frente a él y le sujeté con la posición adecuada para iniciar a bailar. Una suave sonrisa apareció en mis labios, iluminando mis ojos y expresión, al recordar la calidez que me había producido aquel remoto día de cuando nos conocimos y nos habíamos tomado de la misma manera. Aún recordaba la pieza que había sonado en aquel entonces, gusto particular de Nikolas. Incluso si cerraba los ojos, sentía que podría volver a oírla, cosa que hice.
-Sólo déjate guiar y que sea tu cuerpo el que se exprese; no le pongas limitaciones -susurré con suavidad, rememorando aquellas palabras parecidas de esa ocasión. Volví a mirarle, pero esta vez con profundidad y preocupación- Siento que algo te tiene incómodo... ¿Qué es? Déjame ayudarte...
avatar
Marina Valentine


Mensajes : 63

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Gerhard Leisser el Lun Ene 11, 2016 1:01 pm

Cuando se creía que la cosa ya no podía ir a peor, cual fue su sorpresa al descubrir que su mujer seguía teniendo la capacidad innata de tocarle la moral a niveles que ni él mismo se imaginaba. Esa chica...¡esa chica lograba sacarle canas verdes! ¿Cómo que lanzarle encima del otro demente de pelo verde? ¿Qué era, un vulgar chucho de guardia? Y por supuesto, la siguiente mirada que le dirigió a aquella pelirroja que era su acompañante fue de "Como digas algo más, te juro que mato a alguien y no estas fuera de la lista" pero claro... Dios los cría y ellos se juntan se suele decir, y ahí estaba ese peliverde para confirmarle esa frase. Y eso que en un inicio tuvo el ingenuo pensamiento de que no se atrevería a tocarle él también la moral, pero...eso fue, ingenuo. Su mirada se entrecerró más hasta tornarla cortante como una daga- Mejor amargo que estúpido...-murmuró a su vez, casi asemejándose a un gruñido en bajo mientras cerraba su mirada y frotaba suavemente de nuevo su frente con un par de sus dedos en un vago intento de contener ese cabreo que estaba calentándole ya la cabeza y causando un leve dolor de cabeza. Hala...más migrañas...- Natasha...como sigas con ese juego te aseguró que voy a ir a la cárcel por asesinato -añadió poco después al escucharla decir lo de estar bien entrenado, y casi pudiendo adivinar lo que ella estaba pensando, con un poco de suerte la sorprendería y haría que reaccionara el poco raciocinio que esa mujer parecía tener. Aunque ante ese susurro de aclaración por parte de ella la miró unos segundos antes de rodar la mirada- ¿No me digas? ¿Quería decir eso? -y el sarcasmo baño por completo cada una de sus palabras. ¿Amargado? Estaba clarísimo que era lo que quería haber dicho.

Pero tras ver la alteración que los dos chiflados, una su esposa y el otro su compañero de banda, parecían tener por la acción que su otro y más lejano miembro del grupo había hecho, sencillamente alzó su mirada hacia el cielo, en una muda petición de paciencia hacía lo que supuestamente hubiera ahí arriba si es que había algo, muy similar a "Dios, dame paciencia, porque como me des fuerza los envío contigo". Pero la noche seguía dispuesta a tocarle un rato más las narices, o más específicamente su esposa, pues de golpe se quitó de su lado para abalanzarse sobre su compañero en un abrazo, lo que hizo que, si su aura ya parecía de un digno asesino en serie, pasara a ser de absoluto psicópata que ni arma necesitaría para proceder con su tarea, cruzándose de brazos en una agresiva e imponente postura. Pero aquella actitud cambió un tanto al ver como después de aquello se dirigía su mujer hacia él, haciendo que cierta intriga acudiera a su rostro ante aquella advertencia de que para él también había un regalo, descruzando sus brazos justo en el momento en el que le ofrecía el paquetito ella. Pero ni tuvo tiempo de reaccionar ante lo siguiente que hizo aquella mujer que era su esposa, ya que su cuello fue rodeado y sus labios callados por los de ella en un fugaz beso que hizo que abriera sus orbes un tanto más de lo normal en un gesto de sorpresa. Y aquello...en cierta manera, mitigó un tanto su humor y carácter.

Aun así, no dijo palabra alguna en esos momentos a pesar que, ella al parecer se esperaba algún tipo de reacción violenta o malévola o quien sabe qué, e ignorando absolutamente la broma-advertencia que ella le había dicho, abrió el paquete lo justo para poder ver su interior. Y en cuanto su verdosa mirada se fijó en las figuras de la foto, siendo las primeras que vio las de dos infantes que eran ni más ni menos que ellos dos de pequeños, su mirada se suavizó gradualmente ante los recuerdos que acudieron fugazmente a su mente.- ...Feliz Navidad a ti también, Natasha -acabó por decir tras unos momentos, alzando su rostro para mirarla con un amago de sonrisa en sus labios.
avatar
Gerhard Leisser


Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Natasha Leisser el Jue Ene 14, 2016 5:27 am

Si ya sabía yo que aquel escalofrío nada tenía que ver con el frío, por supuesto... La causa de ello era la asesina mirada de mi esposo encima mío, quien al parecer carecía de humor para aguantar una pequeña bromita insignificante... ¿Novedad? Absolutamente no, pero ingenuamente yo seguía albergando la esperanza de que el ceño fruncido ajeno dejara de ser el protagonista de sus bellas facciones. Bien, algo me decía que el día de hoy dormiría en el sofá... ¡Esperen un segundo! Ni siquiera dormíamos juntos, ¿qué más daba? ¡A tocarle la moral como si no hubiese un mañana!
Así que me atreví a mirarle por encima del hombro de Andy, cuando sentí que la mirada ajena al menos ya no fungía como arma letal, y le dediqué una sutil sonrisa de alegría ante aquel amago que apareció en los labios ajenos... casi hasta parecía un tic, pobre... Habría que enseñarle a sonreír más seguido.
-Mira, te ves más guapo así -afirmé, saliendo por fin de mi escondite y situándome una vez más a su lado, como la supuestamente recatada esposa que debía ser de él. Le guiñé el ojo con complicidad a Andy- me alegro que a ambos les gustara sus regalos... Esperaba que así fuera -asentí reiteradamente mientras decía esto, mirando de uno a otro como si nada. Casi solté a reír cuando Gerhard trató de ver disimuladamente el contenido de su regalo- ¡Ey! Te dije que no vieras... le diré a tu madre que no pones en práctica la buena educación que se te dio -sin embargo una cálida sonrisa asomaba a mis labios ante aquel sentimiento que percibí emanar del contrario, seguramente producto de los recuerdos que le vendrían a la mente de cuando éramos infantes. Casi podía vislumbar lo mismo que él ahora hacía, como si fuese ayer. Y un poco de melancolía también me embargó, al cuestionarme qué había pasado entre nosotros para que aquella brecha, inexistente en la infancia, ahora nos separara... ¿Tan incompatibles éramos? ¿Jamás podría acercarme ni un poco al corazón de mi marido? Sacudí mi cabeza en un violento e inesperado movimiento. No era ocasión para pensar en ello, estábamos en medio de una festividad y la cosa era estar alegres, ya tendría muchos días venideros para pensar en otras cuestiones- ¿Sucede algo? -inquirí cuando finalmente presté atención a mi compañero de banda y pude notar su incomodidad. Le miré por varios segundos con curiosidad. ¿Qué había sucedido para que de repente evitara mirarnos? Dirigí la vista de él al pelimorado, preguntándome si el otro había hecho algo para molestar a mi amigo... Venga, que aquellas miraditas que solía soltar un momento sí y al otro también eran para incomodar al mismísimo diablo.... Corrección, él era el diablo- bueno, da igual, después te interrogo... -y es que no quería ponerle en un aprieto en caso de ser realmente mi marido el causante, así que sería preferible dejarlo pasar y después molestarle, a solas, para que soltara la sopa. Era mejor idea tratar de alegrar un poco el ambiente, el cual se había enfriado- más importante aún es... y es que no quiero verme interesada ni mucho menos, ¿pero dónde están mis regalos? ¡Nadie me ha dado nada! -hice un puchero, a modo de fingido berrinche- ¿Dónde está Larrence? Le quitaré el suyo...
avatar
Natasha Leisser


Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Nikolas Loreto el Sáb Ene 16, 2016 9:11 pm

Esa chica había revivido lentamente viejas emociones que en algún momento de su vida, Nikolas había tenido por alguien más. Esa chica era una mina de oro. Le hacía sentir cosas que había pensado que había perdido para siempre, le hacía sentir completo. Podía ver que Marina no entendía le trato que tenían con ella, que no podía darse cuenta de los sentimientos que tenían otros por ella porque sentía que no los merecía, pero si los merece. Merece el cielo, la luna y las estrellas. Y si, posiblemente sea complicado conseguirlo, pero es algo que ella se merece. Eso es lo que Nikolas piensa, por eso, no duda en acercarse a ella y decirle exactamente lo que está pensando. Nikolas también cree que está bien que Raffaele sienta algo por ella, porque Marina es especial. Debería darse cuenta del efecto que puede causar en las personas.

Estar tan cerca de ella, le provocaba cosas. Desde un cosquilleo nervioso en el estómago que recorría su cuerpo hasta la punta de los dedos. La sensación desconocida pero cálida que estaba rodeando por completo su cuerpo. El latente deseo de acercar su cuerpo al suyo, de estrujarle con los brazos y luego llevársela lejos, que fuera suya. Pero, no en el sentido sexual. Que sus sentimientos fueran suyos, poder hacerla feliz y sentirse como la persona más querida del planeta, desaparecer esas inseguridades encarnadas en su piel, hacerla feliz, hacerla sentir única. Porque ella era especial, ella era única en un mar de ovejas blancas, intentos de negro y algunas coloridas. Ella era como un arcoíris y resplandeciente como el sol. Ella era… Estaba enamorado de ella. Era la única conclusión apreciable.

Completamente.— Fue una respuesta con voz ronca, con voz sensual. Con la voz de un hombre que quiere conquistar a alguien que ama. Pero, no fue la intención de Nikolas, no buscaba ponerla nerviosa. Pero se dio cuenta de que ella estaba nerviosa. Dejó escapar un suspiro, pensando en soltarse, pero ella le sujeto la mano o le uso para mantener el equilibrio. Casi deja escapar un gemido de frustración cuando ella le pide disculpas, no puede entender porque ella es tan lenta con todo ese tema. No puede entenderlo por más que intenta entenderlo.—No, me refiero…— Pensó que ese no era el momento adecuado para decirle.—S-solo digamos que siento algo fuerte por ti.— Murmuró, mirando hacia la pared, con las mejillas ruborizadas . Si con eso no entendía, no sabía con qué cosa iba a poder comprenderle.

Le estremeció por completo la mirada fija a sus ojos. Se sintió desnudo a la vez que sus ojos se cruzaron entre sí, ninguna chica había tenido la intención de mirarle con la fuerza con la que Marina le veía. Pero la escena cambió rápidamente, Marina le guio por la pista de baile con la intención de cumplir la promesa de bailar un vals. Se pusieron el posición y justo cuando comenzó la música se pusieron a bailar, no se sentía seguro de lo que hacía, porque la verdad no era fácil para él, tenía dos pies izquierdos y en sus canciones solía moverse a su manera con un ritmo bastante acelerado, dando vueltas y saltando alrededor de tarimas. Era bastante interactivo. Pero, este tipo de cosas más elaboradas, era algo complicado para él.

Solo estoy nervioso. Me pones nervioso.— Aclara con cierto temblor en su cuerpo. Luego continuó bailando, bajando un poco el ritmo acelerado de su corazón, un poco más tranquilo—M-marina. Tengo que decirte algo.— Mencionó mientras la canción avanzaba, acercando su boca al oído de Marina, completamente nervioso.—Escribí una canción para ti.— Una sonrisa se vislumbró en su rostro, se sentía ansioso porque ella la escuchara, era su canción. Eran sus sentimientos hacia ella.
avatar
Nikolas Loreto


Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Marina Valentine el Dom Ene 17, 2016 8:32 pm

Fruncí ligeramente el ceño, ante la duda de que algo le estaba pasando a Nikolas porque... no se estaba comportando como usualmente era. ¿Tal vez fuera porque se sentía incómodo de estar en un lugar en el cual no deseaba estar? O tal vez... ¿se sentía mal? Si era así, deseaba saberlo para así ayudarle, lo mejor sería que regresara a la academia a descansar. Sus siguientes palabras me sorprendieron demasiado, cosa que quedó demostrada ante mi evidente rubor y la expresión de desconcierto que mostraron mis ojos abiertos. En ese momento no lo pude asimilar por completo, mi mente fue incapaz de analizar las palabras con su verdadero significado. Por lo tanto, sonreí totalmente agradecida. Porque... se refería a que me consideraba como una buena amiga, ¿no era así? Para mí también era una persona muy querida y especial, y no sabía cómo demostrarle mi gratitud ante la oportunidad que me brindaba por permitirme considerarlo mi amigo. Porque sí, no podía comprender qué era lo que veía un chico tan apuesto y talentoso como Nikolas en mí, pero el que se hubiera fijado en esta torpe bailarina me hacía sentir que no todo estaba perdido para mí, que yo también tenía derecho de disfrutar de personas que gustaran de mi compañía.
No tuve oportunidad de agradecerle por su amistad, y de desear que esta perdurara a lo largo del siguiente año nuevo. Ya se lo diría cuando termináramos con la promesa de bailar juntos. Mientras tanto, disfrutaría de la sensación de recorrer la pista de baile en sus brazos, tal cual como había sucedido el día de nuestro primer encuentro, en aquella aula destinada para la sección de música. Esperé pacientemente, observándole con una cálida sonrisa para animarle a que confiara en mí, porque deseaba ser su amiga no sólo de nombre, también quería serle útil y ayudarle en lo que fuera. Que yo haría hasta lo imposible por no defraudarle... y la preocupación por él era notoria en mi mirar. Ladeé ligeramente el rostro, confundida, cuando al final respondió que todo era motivo de los nervios. ¿Por qué? ¿Le incomodaba estar en aquel lugar? Si era así, una vez más le daría la posibilidad de que... Mi mente quedó en blanco por unos segundos, sin ser capaz de reaccionar algo coherente cuando me enteré que la causa de aquel nerviosismo no era el lugar, ni las personas que nos rodeaban, sino... yo. Le miré a los ojos con aprehensión y culpabilidad. Sujeté un poco más el amarre a nuestras manos. No deseaba hacerle experimentar aquella clase de sentimientos, quería que se sintiera a gusto con mi compañía y que supiera que yo no trataría de causarle daño alguno, no había razón para sentirse incómodo a mi lado... ¿O sí? Y fue así como la culpabilidad fue reeplazada por la tristeza. ¿Es que sería imposible para mí encontrar a un amigo de verdad? ¿Sólo le causaría problemas a los demás?
A punto estuve de apartarme y disculparme por ser una molestia, pero la repentina cercanía de Nikolas provocó que mis latidos se aceleraran y mis latidos se detuvieran. Quedé parcialmente paralizada cuando escuché aquel susurro a mi oído, cargado de sentimientos que no podía reconocer. El aliento sobre mi oído me provocó un ligero estremecimiento y mi única manera de actuar fue apartarme sutilmente, mas no lo suficiente como para que nuestra posición de pareja de baile se viera interrumpida. Quería verle a los ojos, descubrir en ellos qué era lo que estaba sucediendo porque no podía comprenderlo, por más que lo intentaba sólo conseguía sentirme más confundida con las acciones y palabras del contrario.
-¿Una canción... para mí? -musité, totalmente roja de la vergüenza. Jamás había estado tan sonrojada; incluso pequeñas lágrimas asomaban a mis ojos castaños de la pena que me embargaba. Me sentía torpe e inútil, incapaz de... ni siquiera sabía de qué- Nikolas, no te entiendo... Siento que quieres decirme algo, pero no puedo descifrar el mensaje. Perdona por ser tan torpe... No tengo derecho a disfrutar de tu compañía... -murmuré al final, con mi voz muriendo en las últimas palabras. No podía seguir mirándole, ahora la que se sentía sumamente nerviosa e intimidada por la presencia contraria era yo. Me acosaban un sin fin de sentimientos encontrados que no podía poner en orden, y sobre todos ellos reinaba la confusión. Finalmente, en un acto impulsivo del cual no supe bien de dónde saqué el valor para realizarlo, escondí mi rostro en su cuello pues no deseaba que siguiera viendo aquel evidente color tiñendo mis facciones- ¿M-me dejarías... escucharla? Te lo pido... p-por favor...
avatar
Marina Valentine


Mensajes : 63

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Nikolas Loreto el Lun Ene 18, 2016 2:02 am

Pudo decirle lo que quería decirle. Que se interesaba por ella, que le había escrito una canción. Pero eso no había parecido ser suficiente, porque ella le escuchaba sin escucharle realmente. Necesitaba ser más… Más directo y no quería hacerlo, porque era demasiado temprano para ella. Ni siquiera sabía si ella sentía algo por él, algo diminuto y pequeño, alguna señal de que sus sentimientos por Marina eran correspondidos, pero ella ni siquiera le daba una señal. Siempre estaba actuando como lo hacía normalmente, no estaba seguro de que pudiera seguir así, porque si ella le rechazaba, lo más probable es que no tuviera energía para seguir intentando tener algo con ella. Se alejó de mi y eso me hizo sentir nervioso. Mis mejillas estaban ruborizadas.

Si… Una canción especial.— Expresó con las mejillas ruborizadas. Se quedó observando a la chica con expectación, esperando que esta le dijera algo.—Mira, Marina. Te estoy queriendo decir… Que te quiero.— Le tomó la mano con algo de temblor y se detuvo en medio del baile, la verdad es que no quería continuar así. Necesitaba decírselo. Se acercó y le dio un beso en la mejilla, uno que expresaba, según él, lo que sentía hacia ella.—Sé que comparado con Raffaele, no soy la gran cosa. Pero te quiero.— Bajo la mirada, sintiéndose intimidado por ella. Por sus sentimientos.

Continúo bailando con ella, intentando mantenerse cuerdo. La verdad, es que los vals no eran tan complicados de bailar, era bastante normal. No es que lo que hiciera Marina no tuviera chiste, pero era bastante fácil cuando pillabas los pasos. Comenzó a moverse conforme las notas marcaban, incluso se permitía salirse de lo “adecuado” de vez en cuando. Era divertido.

Si me permites invitarte a una cita, en ella puedo cantarte esa canción.— Inquirió ruborizado, esperando no ser rechazado por la hermosa chica.
avatar
Nikolas Loreto


Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Re: • ¡Fiesta Navideña!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.