Últimos temas
» Cian Sheehan [En construcción...]
Vie Abr 13, 2018 6:04 pm por Cian Sheehan

» #Libro de Firmas
Sáb Mar 17, 2018 10:57 am por Gu Bei Chen

» ꧁ Gu Bei Chen ꧂
Sáb Mar 17, 2018 10:56 am por Gu Bei Chen

» ❉ Duanmu Louye ❉
Vie Mar 02, 2018 11:09 am por Duanmu Louye

» Los secretos y el pasado en la tumba deberían de quedar [Priv. Jun Kazuya]
Lun Feb 26, 2018 10:06 pm por Jun Kazuya

» Bajo el cielo inmaculado [Priv.]
Sáb Feb 24, 2018 11:41 pm por Larrence O'Brian

» ||Stars Can't Shine Without Darkness|| Priv.
Sáb Feb 24, 2018 10:04 pm por Larrence O'Brian

» One Step Closer...[Priv. Tasha || +18]
Miér Feb 21, 2018 3:20 pm por Gerhard Leisser

» ¿Fría atracción o cálida avidez? [Priv. Ahri]
Miér Feb 21, 2018 1:36 am por Rai R. Solberg

» Bake your Mood (Priv. Arlyne)
Sáb Nov 11, 2017 1:44 am por Arlyne Ní Laoghaire

» ENCUENTRO ACCIDENTADO (Priv. Kailen Tsukishiro)
Jue Nov 09, 2017 7:27 pm por Arlyne Ní Laoghaire

» {Juego} ¡Confiesa!
Vie Nov 03, 2017 3:24 pm por Dante Zuegg

Noragami RolerfororpgnarutoFalthirienCrear foroDragon Ball Z World RolinfectedloveStrange Land!Red Beryl Hospital.:Magatsu World:.Crear foroCrear foroEl ultimo cosmosHelveteBellecityHeaven's DoorCrear foroCrear foroCrear foroForo RPG Naruto School Crazy

¿Escuchas? [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Escuchas? [Libre]

Mensaje por Dante Zuegg el Dom Jul 27, 2014 6:45 am


La sangre en tu cuerpo se detiene.


Hace tiempo que la jornada no resultaba tan cansada. No es que no hubiera días pesados o tediosos, pero el de hoy no tenía comparación. Me sentía vilmente cansado, siempre había pendientes en mi agenda pero por las tardes solía dedicarme a hacer algo de mi gusto pues de otra forma sería consumido por la oficina. El problema radicaba en que ni para eso sentía energías.

Esto era cansancio genuino, y si aún podía manejar era por mera inercia. Debí haber ido directo a casa pero… al final decidí cambiar de rumbo, quizá no me convencía la idea de que mi ruido al entrar despertara a Odette quien suficiente tenía también con sus ocupaciones y es que siendo sincero, no me apetecía dormir… Ilógico, pero así estaban las cosas.

Dejé el auto en uno de los espacios reservados para el personal y con paso lento entré al bar de mi propiedad igualmente por la entrada de los empleados. Todo parecía en orden, en eterno movimiento y bien abastecido. El ambiente era cálido en comparación con el exterior, pero era de esperarse. La música sonaba a buen volumen, la gente iba y venía al igual que las bebidas. ¿Qué tanto podría relajarme realmente en el lugar? Ni yo lo sabía. Me ajusté las gafas y después el saco blanco antes de acaparar un espacio en un extremo de la barra. No buscaba sentarme, de pie estaba bien por el momento, tampoco importaba mucho lo que me dieran a beber, mientras fuera capaz de pasar por mi garganta sería suficiente. Con suerte y me revivía.

Cerré los ojos por segundos considerables, necesitaba despejarme  y recuperar mi ánimo, de lo contrario el día siguiente me costaría el doble y eso, no podía permitirlo. Ser preciso y eficiente, superar las expectativas siempre había sido indispensable. En ocasiones, contadas con los dedos de una mano, desearía tirar todo por la borda y conseguirme una ocupación mas normal. Obviamente, nunca pasaría.
Dante Zuegg
avatar
Mensajes :
59

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Escuchas? [Libre]

Mensaje por Erzsébet Holdfény el Lun Ago 04, 2014 7:31 am



Me miré por última vez en el espejo, acomodando mejor el antifaz que en esos momentos decoraba y cubría mis ojos castaños, y sonreí satisfecha con el resultado obtenido y segura de mí misma. La imagen que en ese momento se reflejaba en la superficie platinada distaba bastante de la que solía mostrar todos los días para los demás en mi vida, eso era lo que hacía la diferencia entre Erzsébet Holdfény y Scarlet, lo que hacía casi imposible el reconocer a simple una como la otra. Quién hubiera pensado que se podría obtener tales resultados con un arreglo distinto y maquillaje. Ni siquiera Zero podría identificarme entre el público, y eso era algo que me hacía sentirme orgullosa de mí misma. Nadie sería capaz de tirar por la borda mi fachada, esa que necesitaba tan fervientemente si no deseaba morir de hastío en ese horripilante lugar que todo el mundo conocía por academia, pero que para mí no era otra cosa más que la peor de las cárceles. 
Odié el día en que mis padres fallecieron, dejándome al cuidado de aquel hombre que incluso me daba náuseas la sola idea de decirle "tío". Aborrecí el momento en que permití que aquel abominable ser tuviera control sobre mi vida y decidiera mandarme a aquel lugar extraño y lejano sin mi consentimiento. Pero ya todo de eso daba igual, porque al final conseguí un poco de la tan ansiada libertad. Me salí con la mía, siempre lo hacía y nadie sería capaz de contradicir tal verdad.
Escuché mi nombre al otro lado de la puerta y dejé de contemplar mi reflejo para encaminarme hacia el escenario que me estaba esperando, accediendo a este por la parte posterior. Estaba parcialmente sumergido en la penumbra y la música que anteriormente resonaba por todo el club fue disminuyendo hasta apagarse por completo cuando el taconeo de mis botas negras de cuero sobre la superficie de madera se dejó oír por todo el lugar. Esa era mi entrada triunfal. Tomé posición en aquel espacio totalmente dedicado para mí por aquellos minutos en que durara mi breve función. El silencio expectante de los demás me dio la bienvenida y la luz con lentitud comenzó a iluminar allí donde yo estaba, revelando mi silueta a todos los presentes. 
Y una vez más, como en todas las noches, tomé el micrófono apoyado en su base con ambas manos y me acerqué a este mientras la música introductoria de la pieza que interpretaría comenzaba sonar por cada rincón de la enorme estancia. Comencé con una suave vocalización a modo de armonía, entregándome desde la primera nota al público que tenía frente a mí. Y canté, canté como siempre lo hacía, permitiendo fluir todo sentimiento de represión que día a día se acumulaba, poniendo cada minúscula fibra de mi ser en eso que hacía, olvidándome por completo todos mis problemas e incluso el quién era. Todo eso allí no importaba, porque lo que interesaba es que sólo era una persona más, como los allí presentes, y tanto pasado, presente y futuro no contaban. Sólo... existir, nada más de eso. 
Cerré los ojos y finalicé la canción, aunque no me moví hasta que la música no dejó de resonar, sintiendo aún así que esta vibraba en todos nosotros. Sólo así hice una ligera reverencia y le dediqué una seductora sonrisa a todos los que habían estado observándome con atención y quienes ahora me pagaban con aplausos. Acción tan más conmovedora. 
Bajé del escenario y la música del DJ comenzó a resonar una vez más, animando a la muchedumbre a bailar o al menos a pasar el rato con algo de ritmo. Me encaminé hacia la barra y apoyé la cadera desnuda sobre el borde de esta, mirando al bartender en turno mientras le pedía lo de siempre. Se dispuso a despecharme y mientras esperaba, miré a mi alrededor, siendo un sujeto rubio y un tanto antisonante en aquel lugar, el primero con el que mi vista se topó. Le observé con atención mientras recibía mi bebida.
-¿Sabes? En este lugar no se cobra por usar las sillas -le dirigí la palabra como quien no quiere la cosa, sin apartar mis ojos castaños de él mientras me llevaba la copa a los labios y daba un ligero sorbo a su contenido- No vienes muy seguido por aquí, ¿o sí?
Erzsébet Holdfény
avatar
Mensajes :
36

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.